¿Cómo salir de tu zona de confort? 7 trucos para lograrlo

Cuando hablamos de zona de confort, es sobre un estado mental en la que el sujeto permanece pasivo ante las situaciones que experimenta en su vida y se mantiene en su rutina, donde se siente seguro y no corra con ningún tipo de riesgo.

Esto hace que la persona se resista a salir de su zona, limitándose a conocer el mundo que a la larga sólo le traerá un vacío, apatía o en el peor de los casos depresión. En ocasiones la zona de confort nos ayuda a mantener un nivel bajo de ansiedad y nos protege ante situaciones de peligro real pero en otros casos en vez de protegernos nos causa daño.

No salir nunca de tu zona de confort como lo hemos explicado, puede traer consecuencias negativas, y puede ser muy fácil decirlo pero es complicado más no imposible, por lo que te enseñaremos algunos trucos para salir de ese entorno y puedas eliminar las barreras que te impiden tu superación personal. 

“No podemos convertirnos en lo que queremos ser, permaneciendo en lo que somos”.

Max DePree

1. Reconoce tus límites y miedos

Cuando vamos a salir de nuestra zona de confort, empiezan a salir nuestros límites y barreras tanto internas como externas, por eso es importante reconocerlos y darles la importancia que tienen pero no debemos usarlo para anclarnos sino para evolucionar. 

2. Desafiate

Alcanzar tus sueños supone el riesgo de hacer cosas que nos den miedo o inseguridad, por esto convierte tu ansiedad en algo que te impulse alcanzar eso que tanto quieres.  

3. Haz algo diferente cada día hasta que te sientas cómodo

Esto quiere decir que si vamos al trabajo todos los días en bus, probemos irnos en otros medio de transporte y así conocer algo diferente, también puedes hablar con una persona desconocida que te de confianza o puedes maquillarte diferente.

La finalidad de esto es que aunque sea pequeño el cambio, lo importante es que te atrevas a hacer cosas que antes no harías. Esto te permite tener otras perspectiva de la vida y sobre los cambios , aunque no todo salga como lo esperas esto es parte ya del cambio. 

4. Acepta la incertidumbre

Quizás te cause inseguridad el no saber qué va pasar pero te qué nos sirve adelantarnos a algo que no podemos controlar. Es normal sentir miedo a lo desconocido pero que no te paralice, acepta que esto es parte natural de la vida y de los cambios. Deja que todo fluya y suelta. 

5. Compara los peores y mejores resultados 

Ante cualquier situación pregúntate ¿Qué es lo peor que podría pasar?, y entonces, ¿Cuál es el mejor escenario de lo que podría pasar? Estas preguntas te ayudarán abordar cualquier miedo o incomodidad y así podrás canalizar tu energía hacia el éxito de intentar o explorar algo nuevo. 

6. Busca apoyo 

Poder contar con nuestros seres queridos en este proceso es muy valioso, ya que necesitaremos en alguien en quien confiar que nos apoye y nos escuche. Si encuentras la manera de salir de tu zona de confort siempre es bueno buscar ayuda y explicar a alguien lo que tratas de hacer. 

7.  Realiza una lista de metas de crecimiento

Hacer una lista con tus objetivos como: aprender un idioma nuevo, hablar en público, cambiar de trabajo, mudarte a otra ciudad, conocer personas nuevas esto te ayudará a recordarte al final del día lo que has logrado y los pasos que te faltan aun, pero también a que te felicites por tus pequeños avances.  

Lo cierto es que salir de tu zona de confort te llevará a vivir experiencias únicas y alucinantes. Y si es difícil y da miedo probar hacer cosas nuevas pero si fuera fácil lo haríamos todo el tiempo. Lo importante es que podamos ir más allá de nuestras barreras mentales y seamos capaces de intentarlo.

5 técnicas para superar un ataque de pánico

Los ataques de pánico son cada vez más frecuentes entre la población. Estos se caracterizan por un miedo extremo e irracional producido por un exceso de adrenalina en el torrente sanguíneo. Esta condición puede llevar a la persona a creer que va a sufrir un ataque cardíaco, esta interpretación de las reacciones físicas pueden causar que el pánico se mantenga y se intensifique, entrando en un círculo vicioso. Los ataques de pánico pueden causar mucho miedo y afectar mucho a quien lo presenta, por ello aquí te mostramos 5 técnicas que puedes seguir para afrontar un ataque de pánico.

1. Ejercicio de Respiración

Durante un ataque de pánico se experimenta una sensación de falta de aire, por lo que es muy común que tratemos de respirar rápidamente para tratar de contrarrestar esta sensación de ahogamiento, pero en realidad esto origina una hiperventilación, que es el inicio de los siguientes síntomas presentes en un ataque de pánico. Por ello, conocer y poner en práctica la correcta forma de respiración es necesario para poder aprender a hacerle frente a un ataque de pánico.

Inhale el aire mientras cuenta hasta 4 y concéntrate en sentir cómo el aire ingresa a tu boca, pecho y vientre, luego retén el aire durante durante 4 segundos y suelta el aire contando hasta 4 y concéntrate en cómo tu pecho y vientre se relajan. Repite este ejercicio durante 1 minuto.

2. Reconoce que tienes un ataque de pánico

Es muy importante que podamos reconocer las reacciones en nuestro cuerpo, para que cuando volvamos a pasar por una experiencia similar, la idea firme de que se trata de un ataque de pánico nos permita la calma de recordar que no se trata de algo más grave como un ataque al corazón.

Saber esto nos dará seguridad y calma para llevar a cabo las técnicas necesarias para superar el ataque de pánico. Es importante que recuerdes que un ataque de pánico necesita su periodo de tiempo para estar, pero finalmente pasará, no es permanente, además, experimentar un ataque de pánico es difícil, sí, pero este no es algo que pueda causarte un daño físico.

3. Enfócate en objetos neutros

Durante un ataque de pánico, además de realizar ejercicios de respiración y tener consciencia de que éste terminará, también es muy útil enfocarse en objetos neutros para recuperar el estado de calma a través de la redirección del pensamiento.

La técnica consiste en fijarse en un objeto que se encuentre cerca y describirlo a detalle en la mente. Debes tratar de concentrarte en cada característica del objeto: Tamaño, color, antiguedad, de qué material está hecho. ¿Recuerdas que los niños pequeños suelen observar la carretera mientras están en el transporte público? Los niños observan todo lo que hay alrededor: anuncios, plantas, autos, personas. Los niños pueden experimentar calma durante ese proceso, además de estar entretenidos durante el viaje. Este es precisamente el objetivo de este ejercicio, concentrarse en los detalles de objetos neutros que distraigan la atención de la señal de alerta que envía el ataque de pánico.

4. La duración de un ataque de pánico

Un ataque de pánico puede empezar en 3 minutos desde la primera reacción en el cuerpo y de la misma forma, este termina en 3 minutos. Así es, este es el lapso de duración de un ataque de pánico, por lo que, saberlo nos ayudará a recordar que este tiene un fin. Así como llegó, va a irse, no temas, no pasará algo mayor.

5. Relajación muscular

Así como la técnica de la respiración el enfocarse en objetos neutros, practicar ejercicios de relajación muscular durante un ataque de pánico también es muy útil. Trata de tomar asiento en el lugar más cercano y relaja todas las partes de tu cuerpo. Puedes empezar por relajar y soltar los dedos de tu mano o pies y así continuar con cada parte de tu cuerpo. Siente cómo cada parte empieza a relajarse, concéntrate en las sensaciones de tu cuerpo.

Esta técnica de relajación muscular será más efectiva si la pones en práctica en otros momentos además de durante un ataque de pánico. De esta manera aprenderás a conocer mejor la sensación de relajación en tu cuerpo, además de tener mayor dominio de la técnica y llevarla a cabo con eficacia.

Llevar a cabo estas técnicas te ayudará a afrontar con mayor calma un ataque de pánico y te brindará seguridad y control sobre esta situación. Las técnicas son útiles, pero también te pedimos que puedas acudir al apoyo de psicólogos o psiquiatras de acuerdo a lo que soliciten estos profesionales para que puedas contar con todas las herramientas necesarias para alcanzar tu bienestar integral.

Volemos juntos pero no atados: Inspiradora historia sobre el amor sin apegos

Cuenta una antigua leyenda de los indios Sioux que una vez llegaron una pareja tomados de mano a la tienda del viejo brujo de la tribu, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros y nube alta la hija del cacique y una de las mujeres más hermosas de la tribu.

El joven empieza hablar y dice: “Nos amamos”.

La mujer dice: “Nos vamos a casar”.

Juntos dicen: “Y nos queremos tanto que tenemos miedo. Queremos un hechizo, un conjuro, un talismán. Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos. Que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar a Manitú el día de la muerte. Por favor – repitieron – ¿hay algo que podamos hacer?”

El viejo los miró y se emocionó al ver a dos jóvenes, tan enamorados, tan deseosos de esperar su palabra. Después de una larga pausa responde: “Hay algo, pero no sé, es una tarea muy difícil y sacrificada.

La pareja responde: “No importa”, “Lo que sea ratificó Toro Bravo”

El brujo dice: “Bien, Nube Alta, ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? Deberás escalar sola y sin más armas que una red y tus manos, y deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de la luna llena. ¿Comprendiste?.

La joven asintió en silencio.

El brujo siguió diciendo: “Y tú, Toro Bravo, debes escalar la Montaña del Trueno; cuando llegues a la cima, encontrarás la más brava de todas las águilas y, solamente con tus manos y una red, deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva, el mismo día en que vendrá Nube Alta…¡salgan ahora!.

Los jóvenes se miraron con ternura y después de una fugaz sonrisa salieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte, él hacia el sur.

El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con sendas bolsas de tela que contenían las aves solicitadas.

El viejo les pidió que con mucho cuidado sacaran el halcón y el águila de las bolsas. La pareja lo hace y esperan la aprobación del brujo. Eran verdaderamente hermosos ejemplares, sin duda lo mejor de su linaje.

En eso el brujo pregunta: “¿Volaban alto?”.

Responden los jóvenes: “Sí, sin duda. Como lo pediste… ¿y ahora?, preguntó el joven, ¿los mataremos y beberemos su sangre.

El viejo responde: “No”.

El joven propone: “Si los cocinamos y comemos su carne”.

Repite el brujo, “No, harán lo que les digo: Tomen las aves y átalas entre sí por las patas con estas tiras de cuero. Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres.

El guerrero y la joven hicieron lo que les pidió el brujo y soltaron los pájaros. El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero solo consiguieron revolcarse en la tierra. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.

En eso el brujo les dice: Este es el conjuro.

Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón; si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse uno al otro. Si quieren que el amor perdure entre ustedes, Vuelen juntos pero jamás atados.

Moraleja de la historia “Juntos pero no atados”

Esta maravillosa leyenda de Sioux nos muestra que el verdadero secreto para que una pareja perdure y sea feliz no es solo el amor sino que ambos deben volar juntos uno al lado del otro pero jamás atados, así ambos podrán lograr su crecimiento personal sin perder su individualidad. 

Tener una relación estable y duradera puede ser complicado, pero es importante recordar que la pareja está formada por dos individuos que son completamente diferentes y no podemos cambiarla a nuestro gusto. Amar con apegos, es vivir en la angustia y con el miedo de perder a la pareja, como en la historia.

El amor auténtico y saludable no encadena, es una elección, no una necesidad del otro, es constructivo y recíproco. Siempre busca el bien del otro, en donde ambos disfruten de sus alegrías y éxitos. 

Por último, esta historia nos recuerda que para tener una relación estable necesitamos un equilibrio entre el amor por la pareja y el amor propio sin invadir los espacios, tener claro los límites de cada uno y sobre todas las cosas no olvidarse de sí mismo solo para complacer los deseos del otro. Por esto, nunca olvides que el secreto está en volar juntos pero no atados. 

Conoce los 6 miedos que te impiden lograr tu superación personal

Muchas veces el miedo nos paraliza y dejamos de avanzar en nuestra vida, afectando nuestro desarrollo personal y laboral. El temor puede ocasionarnos una gran angustia y sufrimiento que puede originarse por una causa real ya que es una emoción adaptativa pero en otros casos puede ser irracional. Esto se debe a nuestras creencias y expectativas irreales que pueden estar instauradas en nuestro ser desde pequeños.

Por ejemplo: El miedo al fracaso puede hacer que rechacemos una entrevista laboral por el temor a no ser suficiente para la vacante que nos postulamos. Estos miedos son creencias limitantes que pueden hacer que actuemos de una manera que en realidad no deseamos. 

Asimismo, es importante saber que tipo de miedo está afectando nuestro desarrollo personal y puede que necesitemos ayuda de un especialista para poder superarlos y sacar a flote todo nuestro potencial, es por ello que el primer paso es reconocerlo para poder tratarlo. A continuación te explicamos los miedos que impiden tu superación personal. 

1. Miedo al fracaso

Este tipo de miedo tiene origen en las expectativas irracionales que tiene una persona, también puede ser causada por el qué dirán de mí si no logro cumplir con las metas establecidas socialmente. Esto se puede ver en las personas perfeccionistas o en aquellos que están obsesionados por ser reconocidos a cualquier precio.

Esto puede llevar a la persona a no avanzar y a no tomar decisiones por el temor a equivocarse, para esto es importante saber que aunque cometas errores, tienes la oportunidad de corregirlos y que en la vida no siempre tendrás todo y puedes fallar para lograr vencer. 

2. Miedo al rechazo

Este miedo está relacionado con la baja autoestima y afecta nuestras relaciones con los demás. Suele estar relacionado con la opinión de los demás y el temor a cometer un error por ejemplo: hablar en público, miedo al éxito o expresar tu opinión en un grupo. 

También afecta las relaciones amorosas y la relación que tengamos con un amigo o colega del trabajo. El quedar mal delante de otros puede generar el miedo a ser rechazados incluso puede hacer que la persona quiera agradar a otros para evitarlo. 

3. Miedo a la incertidumbre

Este miedo no te permite salir de tu zona de confort por la falta de seguridad y confianza. El miedo a la incertidumbre nos produce una gran ansiedad por ese futuro, que es irracional y hace que la persona se resista al cambio y no quiera aprovechar las oportunidades que le da la vida.

4. Miedo a la soledad

Todos en algún momento hemos sentido este tipo de miedo que no nos deja avanzar y por miedo a quedarnos solos podemos desarrollar conductas de dependencia hacia otras personas incluso a tu trabajo, aceptando situaciones que nos hacen daño y en otro caso no permitiremos de ninguna manera.

Este miedo hace que dejemos a un lado nuestras necesidades y que veamos a la soledad como algo negativo que no es del todo cierto porque puede ser una oportunidad para reencontrarte y valorar todos los aspectos de tu vida. 

5. Miedo a la crítica

Este miedo está relacionado con la evaluación y aprobación de los demás con respecto a lo que hacemos y pensamos, puede ser muy limitante ya que la persona por el miedo a la crítica puede dejar de intentar o de lograr la vida que desea por lo que pensaran dejando de lado sus propios intereses y su potencial afectando su autoconcepto y autoestima.

6. Miedo al éxito

Lograr el éxito puede ser una utopía, un objetivo que todos queremos alcanzar pero nos han inculcado que lograr nuestros sueños puede ser poco realista y desde entonces está la creencia de que es imposible ser exitoso y por eso nos da miedo lograr la autorrealización, mostrar todo nuestro potencial.

Si quieres triunfar y sacar todo tu potencial enfrenta tus miedos al final ¿Qué es lo peor que puede pasar?. Los miedos se superan con fe y amor, si tienes claro lo que deseas toma el control de tu vida y acciona, tu superación personal no caerá del cielo. Confía en ti y veras que lograras mas de lo que esperas de la vida solo deja atrás las dudas, miedos y la incertidumbre. 

Amor Propio: 4 claves para empezar a amarnos a nosotros mismos

Cultivar el amor propio es muy importante, porque de este dependen las relaciones que elegimos, lo que atraemos, de qué personas nos rodeamos, lo que permitimos y lo que creemos que merecemos. Todos nos dicen que si cultivamos el amor propio, podemos transformar nuestra vida, pero ¿Cómo lo logramos? Aquí te mostramos 4 claves para lograr una relación armoniosa con nosotros mismos.

Presta atención a tu diálogo interno: ¿Qué te dices a ti mismo?

Muchas veces nosotros mismos somos nuestro más grande crítico. Muchas veces podemos ser muy duros y exigentes y desacreditar los logros que tenemos. Las personas podemos tener aciertos y errores y está bien, un error o una falla no nos define. Lo importante es aprender de ellos y mejorar a través de estos.

No hay por qué ser tan duros con nosotros. Cuando te sientas muy decaído y sientas que todo está mal, pregúntate: ¿Qué cosas te dices constantemente? ¿Eres capaz de filtrar tus pensamientos? ¿Los cuestionas? ¿Los contrastas con la realidad? Medita acerca de ello, detente un momento e identifica tus pensamientos, tal vez muchos de ellos son automáticos o están polarizados. Cuando nos detenemos y meditamos acerca de ellos, podemos darnos cuenta de que éstos pueden maximizar o minimizar nuestros éxitos o fracasos.

Tu cuerpo, tu templo

Nuestro cuerpo no solo es un medio para despertar y salir a realizar nuestras actividades cotidianas. Nuestro cuerpo es parte de nosotros, es nuestra máxima pertenencia, es nuestro manifiesto en este mundo. Por ello, exponerlo a hábitos de vida poco saludables, a no respetar el dolor que siente, a no darle un descanso cuando se siente agotado, es una señal de que no estamos nutriendo nuestro amor propio.

Nuestro cuerpo es nuestro templo, cuidemoslo, respetemoslo, hagámonos cargo de nuestra salud, acudamos a servicios de salud para despejar dudas, para conocer el estado en el que se encuentra, es preferible tratar de llevar una alimentación saludable, darle un descanso adecuado y realizar alguna actividad física.

Uno mismo como prioridad

El amor propio nos permite respetarnos y esto significa poner a nuestro sentir y a nuestras convicciones primero. No de manera egoísta, podemos tener empatía, pero sabemos que cuando alguien nos quiere hacer creer que no somos valiosos, refutamos, nos defendemos y si el otro continúa dañándonos nos alejamos.

El amor propio nos permite ponernos a nosotros en primer lugar de forma que cuando queramos ayudar a otros, seamos conscientes de que para hacerlo, primero somos nosotros quienes debemos estar bien. Convertirnos en nuestra prioridad nos permite no caer en el extremo de dar de más, nos permite tener un equilibrio y cuidar nuestra dignidad e integridad, nos permite poner límites para que podamos recibir el mismo respeto y amor que brindamos a los demás.

Tener una visión personal, metas y un propósito

¿Para qué estamos aquí? ¿Sólo esperas a que llegue el fin de semana para ir a una fiesta o descansar de la abrumadora semana? ¿Eso es todo? ¿Qué es lo que te mueve? ¿Qué te hace sentir vivo? ¿Qué hace que este tiempo de vida que te tocó tenga sentido? Sólo se vive una vez, pero ¿La vida que estamos construyendo tiene sentido y propósito o va a la deriva, solo viviendo el momento sin una dirección?

Tomate un tiempo para elaborar tu plan de vida, tus metas, preguntarte hacia dónde vas, qué necesitas para lograr esos que quieres. Elabora una misión personal que tenga relación con tus valores.

Este paso es muy importe para tu evolución y para la firmeza con la que te defiendas y decidas en momentos importantes. Cuando tienes tus objetivos claros, adquieres la seguridad necesaria para tomar las decisiones adecuadas en la vida y puedes ponerte a ti mismo como prioridad.

Cada uno de nosotros tenemos el poder para diseñar la vida que queremos, pero eso dependerá de las acciones que emprendamos para solucionar situaciones, nuestra capacidad de aprender de lo que nos ocurre y de las decisiones que tomamos, pero la base de todo esto es un adecuado amor propio. En la vida habrán muchos momentos difíciles, pero cuando tenemos un adecuado amor propio como base podremos hacer frente a lo que se presente y nos permitirá volver a hallar la fuerza para recuperarnos.

Vamos, todos podemos reconstruir nuestra historia, te alentamos a empezar este camino de autodescubrimiento y amor propio.

Cómo manejar las emociones negativas con 6 consejos prácticos

Las emociones en sí no son ni positivas ni negativas, realmente nos ayudan a poder conocernos mejor, comprender cómo nos sentimos ante las situaciones buenas y malas e identificar nuestros limites. Incluso la ira, tristeza, rabia, desesperación y la angustia en cierto punto son saludables en nuestra vida según su utilidad. 

Por ejemplo: la tristeza puede ser útil para desahogarse emocionalmente ante un problema que no sabemos resolver y en el caso de la ira, esta puede ser útil para expresar nuestro punto de vista y defendernos ante alguna injusticia, pero cuando estas emociones son extremas y nos impiden alcanzar nuestros objetivos afectando nuestra vida, se vuelven negativas.

Es importante comprender que la emoción es un estado afectivo que nace de nuestro interior y se presenta por una situación puntual, que puede ser influenciada por nuestras vivencias, el ambiente y los aprendizajes previos obtenidos.

Lo cierto es que las emociones no se pueden evitar, solo se sienten y está en nosotros aprender a manejarlas y que estas no nos controlen. A continuación te enseñaremos cómo poder gestionar las emociones negativas con estos 6 consejos prácticos y sencillos: 

1. Reconoce la emoción 

Para poder manejar nuestras emociones no debemos evitarlas o taparlas sino reconocerlas y afrontarlas ya que ellas quieren decirnos algo de nosotros. Esto puede tomar tiempo y requiere de práctica, además de concentrarte en tus sentimientos y en tu cuerpo que puede darte ciertas señales.

Para esto es importante que te preguntes lo siguiente: ¿Que me hizo sentir así?. Una vez que sabemos por qué nos sentimos así, debemos aceptarla y no ser tan exigentes con nosotros mismos. Reconocer la manera en que te sientes te puede ayudar a superar los sentimientos.

2. No culpes a nadie 

Cada uno de nosotros es responsable de sus actos y emociones, por eso nada ni nadie es culpable por la manera en la que te sientes. Lo que te sucede proviene de tu interior y por una razón aparecen y es para ayudarte a darle sentido a lo que ocurre.

3.  Acciona y expresa tus emociones 

Una vez que reconoces lo que sientes, puede decidir si necesitas expresar tus emociones para sentirte mejor, lo puedes hacer hablando con un familiar, amigo o con la persona que te hizo sentir así, incluso a través del deporte o el arte. La idea es dejar que tus emociones fluyan y permitirles que aparezcan sin reprimirlas de manera adaptativa.

4. Responder a las emociones

No basta solo con expresar tus emociones, sino que requieren una respuesta ya que si estamos tristes buscamos un lugar para sentirnos seguros, si le hicimos daño a alguien podemos hablar con esta persona e intentar enmendar la situación entre otros. 

5. No dejes que las emociones te dominen

Cuando las emociones dejan de fluir con normalidad pueden convertirse en un elemento dominante en nuestra vida por ejemplo: depresión o ansiedad.

Por eso es importante saber manejarlas para que sean funcionales y nos permitan tener una buena calidad de vida y para eso debemos saber escucharlas y comprenderlas sin dejarnos llevar por las emociones negativas. 

6. Lleva un registro de tus emociones

Escribir sobre tus emociones y pensamientos es muy eficaz a nivel psicológico, además nos permite observar que situaciones nos generan sentirnos así, también saber su intensidad y cómo responder ante ellas. Esto se puede realizar en un tipo de diario-

Ciertamente las emociones nos permiten afrontar las situaciones más difíciles de nuestra vida y estos consejos nos ayudan a poder entrenar nuestra inteligencia emocional. 

Todo lo que siembras cosechas, todo lo que das recibes.

Quien planta árboles, cosecha alimento

Quien planta flores, cosecha perfume.

Quien siembra trigo, cosecha pan.

Quien planta amor, cosecha amistad.

Quien siembra alegría, cosecha felicidad.

Quien planta vida, cosecha milagros.

Quien siembra verdad, cosecha confianza.

Quien siembra fe, cosecha certezas.

Quien siembra cariño, cosecha gratitud.

Quien planta justicia y verdad, cosecha paz.

Quien siembra paciencia, cosecha armonía.

Quien planta perdón, cosecha la grandeza de corazón.

Quien siembra buenos pensamientos, cosecha benedicencia.

Quien siembra esperanza, cosecha el cielo.

No obstante, hay quienes prefieren:

Sembrar tristeza y cosechar amargura.

Plantar discordia y cosechar soledad.

Sembrar vientos y cosechar tempestades.

Plantar ira y cosechar enemistades.

Plantar injusticia y cosechar abandono.

Sembrar impaciencia y cosechar inseguridad.

Plantar rencores y cosechar venganzas.

Sembrar malos pensamientos y cosechar críticas.

Autor: desconocido

Moraleja del poema “Todo lo que siembras cosechas”

En cada etapa de nuestra vida creamos algo con nuestras virtudes, sentimientos, acciones, obras, pensamientos y palabras, si estas son incongruentes y falsas harán eco de lo todo lo malo que sentimos y pensamos. Todo lo que das, recibes y todo lo que haces a los demás, te lo haces a ti mismo 

Diariamente estamos repartiendo muchas semillas en todas las áreas de nuestra vida, por eso debemos sembrar las correctas y tener cuidado con nuestras palabras y hechos ya que todo lo que hagamos se regresará a nosotros. 

Incluso en la relación entre padres e hijos, hay siembras de la que tenemos que cuidar y alimentar porque mañana puede ser demasiado tarde. Si les dedicamos a nuestros seres queridos tiempo y amor podremos cosechar gratitud, felicidad, armonía y paz. 

Finalmente todo tiene una causa y efecto que puede ser positivo o negativo, si tenemos la convicción de esto podremos mirar con otros ojos todo lo que nos sucede. Por eso siembra y da con amor, sin mirar a quien, recuerda que es tu decisión sembrar en tus hijos, padres, familia, amigos y con todos a tu alrededor todo lo bueno. 

5 Estrategias para lidiar con las personas negativas

Diariamente nos podemos relacionar con personas que son pesimistas y transmiten una energía destructiva que pueden tener una influencia directa sobre nosotros, por ejemplo: en nuestro lugar de trabajo, dentro de la familia o amigos. Generalmente se quejan sin cesar y no ofrecen una solución, incluso pueden hablar mal de otro en su grupo y ocasionar un conflicto. 

Estas personas negativas pueden lograr hacernos sentir mal, contagiándonos su caos, afectando nuestra autoestima y estado de ánimo. Saber cómo lidiar con este tipo de personas en nuestro día a día, tanto fuera y dentro de nuestro hogar nos ayudará a mantener nuestra posición y mantener nuestros límites.

En este artículo veremos las siguientes 6 estrategias que te ayudarán a lidiar con las personas negativas: 

1. Ten claro tus límites 

Es importante poder establecer nuestros límites y posición. No te sientas presionado a tolerar acciones o actitudes que son inaceptables como agresiones físicas, humillaciones o disfunción de mentiras ya que esto afectara tu autoestima e influirá en tus actos. 

Si es necesario tomar una distancia e implantar tus límites está bien, ante todo esta tu integridad. Quizás con esto no podamos controlar las actitudes negativas de los demás, pero sí puedas decidir si dejarás que te afecten o no.

2. Elige tus batallas sabiamente 

No lleves a lo personal las actitudes negativas de los demás, para esto lo mejor es la indiferencia. Si actúas con cólera y rabia habrá ganado la batalla esa persona y le estas dando la oportunidad de que entre a tu vida lo tóxico. En lugar de discutir, es mejor mantener el margen y no darle importancia de la que carece, evitando así una confrontación innecesaria. 

3. Focalizate en lo positivo

Las personas negativas siempre están enfocados en las cosas malas no solo de los demás sino de sí mismo, en este caso lo mejor es dirigir las conversaciones hacia un foco positivo, esto hará que la situación cambie de tono. Mantén una actitud positiva y no permitas que las opiniones de los demás afecten tu percepción.

4. Demuéstrales el problema que tienen

En el fondo estas personas tienen una insatisfacción con ellas mismas y sufren de una irritabilidad, dado a esto tienden a ser más desconfiados y ser incapaces de disfrutar lo bueno que les rodea. 
Por ello, ante una situación de tensión podemos expresarles que están equivocados con fundamentos y que estamos para apoyarlos si realmente quieren cambiar esa actitud. Con suerte podría cambiar su comportamiento y así mejorar sus relaciones sino  lo mejor será evitar e ignorar.   

5. Rodéate de personas positivas 

Toma en cuenta que la inteligencia emocional es importante para poder reconocer cuando alguien que nos rodea no nos está haciendo bien y cuando necesitamos ayuda para poder lidiar o salir totalmente de la relación negativa. Para esto es importante tener a nuestro lado personas que a pesar de todo tengan algo bueno que aportar a nuestra vida. 

Por último, no te aferres, ni asumas emocionalmente la situación de la persona negativa. Recuerda que eres únicamente responsable de tus acciones y de tus palabras por lo tanto los demás deben ser consecuentes con sus emociones. 

Cómo controlar la ira con la técnica del semáforo

Todos en algún momento hemos recibido las señales físicas cuando estamos muy enojados y coléricos por ejemplo: sudar las manos, la respiración se agita, la cara se enrojece, los músculos se ponen tensos, se nubla la vista o sientes un vacío en el estómago entre otros. 

En este estado es bueno aplicar la técnica del semáforo, la cual nos alerta cuando estamos muy enojados y en base a esta comenzamos a controlar nuestras emociones. Esta técnica no se centra solo en la situación emocional de la persona, sino que trata de lograr mejorar el comportamiento ante situaciones buenas o malas. 

Este método no solo es bueno para los adultos, también para los niños incluso se utiliza mucho para enseñarles a gestionar sus emociones negativas. En este artículo te mostraremos cómo utilizar la técnica del semáforo tanto en niños como adultos. 

A continuación, debemos asociar los colores con las emociones y la conducta: 

1. Rojo: Pararse

En este caso, el semáforo nos indica que debemos detenernos y controlar la emoción por ejemplo en los adultos: cuando estamos molestos con sentimientos de rabia o ira y queremos agredir a alguien lo mejor es tomarse un tiempo fuera y no drenar la ira con quien esté a nuestro lado. 

En los niños esto ayudará a que cuando vean las señales de la luz roja se detenga y así hacer que el niño sea consciente de su estado. Si notamos que la rabia lo está controlando y no cambia su actitud, se enfrentará a una consecuencia.

De no parar, la penalización deberá ser impuesta y es cuando definitivamente le mostraremos el color rojo. El semáforo se puede elaborar con papel y colores.

2. Amarillo: Pensar 

Después de detenerse es el momento de pensar y darse cuenta del problema que se está planteando y de lo que se está sintiendo. Para los niños que están agitados y no han salido de su estado es mejor darles un tiempo para que se calmen.

Una vez que esté tranquilo lo invitamos a pensar y dialogar la situación, haciendo que se conecten con la emoción que esa persona o situación lo hizo sentir. 

3. Verde: Solucionar

Después de tomar un tiempo para pensar surgen otras alternativas para solucionar el conflicto o problemas. En esta fase se busca la mejor solución a lo que nos molesto, por ejemplo: hablar con esa persona que nos hizo enojar y desde nuestra emoción decir lo que sentimos.

En el caso de los niños luego de hablar y recibir explicaciones sobre lo que se plantea se busca la mejor opción. Si el niño se mantiene así le podremos mostrar el color verde y felicitarlo por su autocontrol. 

Para concluir, esta técnica nos enseña sobre la inteligencia emocional y el autocontrol, siendo un método que se aplica en múltiples casos y dándonos resultados positivos. Lo más importante es no dejar que la conducta negativa avance y que la persona pueda cambiar su forma de comportarse controlando sus emociones. 

14 ideas para conservar la calma en momentos difíciles a través del dibujo y la creatividad

Existen momentos en los que las emociones parecen cegarnos y dejarnos sin capacidad de respuesta. Son tan intensas que no podemos encontrar las palabras adecuadas para describir todo lo que sentimos y nos hacen pensar que no existe solución. Si te está pasando esto, aquí encontrarás algunas ideas que, aunque sencillas, pueden ayudarte a recuperar un poco de esa calma que necesitas para encontrar una salida y tomar las decisiones más saludables para ti.

Ahora, antes de empezar, queremos que sepas que esto no solo te pasa a ti, no es extraño, no estas solo. Todos sufrimos, lloramos o herimos a veces, pero esto también pasará, mientras estemos aquí, aunque parezca imposible, en realidad siempre existirá una solución ahora, mañana o más tarde.

  1. Si estás enojado, dibuja líneas.
  2. Si estás preocupado, practica origami.
  3. Si estas aburrido, llena una hoja de papel con colores diferentes.
  4. Si estás tenso, dibuja utilizando figuras geométricas (usando una hoja cuadriculada).
  5. Si estás indignado, rompe el papel en pedazos pequeños.
  6. Si estás cansado, dibuja flores.
  7. Si estás decepcionado, haz una réplica de una pintura.
  8. Si necesitas recordar algo, dibuja laberintos.
  9. Si quieres entender tus sentimientos, dibuja un autorretrato.
  10. Si necesitas entender algo, dibuja mandalas.
  11. Si quieres concentrarte en tus pensamientos, dibuja usando puntos.
  12. Si necesitas restablecer las energías, dibuja paisajes.
  13. Si quieres entender tus deseos, haz un collage con todas las ideas que tengas en la mente y colócalo en el techo de tu habitación.
  14. Si estás triste, dibuja un arcoíris y coloca en el post its con las cosas (pequeñas o grandes) que te hayan hecho feliz.