Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos

3 razones por las que debes evitar los baños demasiado calientes

Nada como una ducha de agua bien caliente para irse a dormir, la sensación de relajación es sin duda extrema. Esto te permite dormir más plácidamente, pero ¿Sabías que hacerlo con agua tan caliente es malo? Si no lo sabías no te preocupes pues ciertamente también me estoy enterando. En el siguiente post te explico por qué debes comenzar a evitar esta clase de duchas.

Evita ducharte con agua caliente

Existen tres razones principales para evitar ducharse con agua caliente y las comento a continuación.

El exceso de agua caliente empeora los eccemas

Los eccemas son un tipo de enfermedad de la piel conocido en el mundo de la dermatología como dermatitis atópica. Por lo general esta enfermedad afecta al 2 y 5% de la población mundial de adultos y a un 10% en los niños.

Se trata de un trastorno de la piel identificado por una piel seca, escamosa e irritable que deja muchas veces consecuencias desagradables y molestas en la piel. Pues bien, el exceso de agua caliente empeora esta condición.

También puede exacerbar la psoriasis, el acné y la piel seca

Todos tenemos varias capas de piel y cada una tiene una función especial. Una de ella es la capa lipídica. Esta capa es la responsable de proteger a la piel para mantenerla húmeda y libre de bacterias.

Cuando te duchas con agua muy caliente eliminas esta capa de piel exponiéndola aún más a las bacterias pero más que solo afectar tu cuerpo, algunos estudios indican que la eliminación de esta capa también está ligada con las afecciones emocionales, por lo que las duchas con agua caliente pueden hacerte más depresivo de lo habitual. La ducha con agua caliente extrema reduce la autoestima y fomenta sentimientos negativos.

Afecta tu salud y el crecimiento del cabello

El agua muy caliente colabora en tu proceso de calvicie si es que lo tienes, o si no hará que tu cabello tarde mucho más en crecer. La razón es que el agua caliente elimina aceites esenciales que se encuentran en tu cuero cabelludo. Cuando estos aceites se pierden tus folículos capilares se inflaman impidiendo el fácil crecimiento. Así mismo, el agua caliente no permite que tu champú y acondicionador tengan el efecto que deben tener. Por lo que siempre es aconsejable que particularmente tu cabeza sea lavada con agua fría.

Claro que no puedo evitar recordarte que sin duda las duchas con agua caliente son muy buenas para relajar tu cuerpo y puedes hacerlo pero solo hasta que el espejo de tu baño se empañe por completo, después lo mejor es que reduzcas la temperatura del agua.

Practica eso de lavar tu cabeza con agua fría, luego unos 5 minutos de agua caliente en tu cuerpo y luego unos 3 minutos de agua tibia y todo estará bien. Claro que si puedes ducharte siempre con agua tibia sería mejor. La duración de la ducha variará según lo que tardas en ducharte.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén