Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Salud mental

Por qué las personas seguras también son personas más felices

La confianza saludable se suele asociar con el éxito, pero también con un sentimiento de bienestar y satisfacción. Y es que la confianza y la felicidad guardan un lazo muy estrecho, así lo afirman algunos académicos y científicos.

De acuerdo con un estudio de 2014 que contó con la participación de 200 estudiantes, el aumento de la autoestima mejora la felicidad. Y una investigación más reciente desarrollada a pequeña escala de Irlanda también revela que las autoevaluaciones favorables contribuyen positivamente la felicidad y la satisfacción con la vida.

Por otra parte, un artículo titulado “¿La autoestima causa un mejor desempeño, éxito interpersonal, felicidad o estilos de vida más saludables?”, publicado por el profesor Roy Baumeister, se centra en encontrar la proximidad entre la confianza y la felicidad. En ese marco cita un gran estudio realizado con 31.000 estudiantes universitarios de 49 universidades, 31 países y cinco continentes. La alta autoestima fue el factor más importante que predijo la satisfacción general con la vida, y el vínculo entre la confianza y la felicidad es del 47%, lo que, según la evidencia estadística, es una relación muy estrecha.

La profesora Mary Guindon realizó una encuesta a consejeros escolares en Nueva Jersey; se les pidió que enumeraran cinco palabras que describieran mejor a los estudiantes con alta y baja autoestima. Resultó que los estudiantes de alta autoestima eran percibidos como seguros, amigables, extrovertidos, felices, positivos / optimistas y motivados. Mientras que los estudiantes menos seguros fueron percibidos como retraídos / tímidos / callados, inseguros, de bajo rendimiento, negativos, infelices, socialmente ineptos, desmotivados, deprimidos, dependientes / seguidores, con una mala imagen de sí mismos.

Otros estudios empíricos apoyan la creencia de que las personas con baja autoestima son más sensibles a las críticas, reaccionan negativamente ante el fracaso y deben lidiar con altas dosis de ansiedad social. Estos estudios señalan que la alta autoestima (a diferencia de la baja) nos ayuda a sobrellevar parte de la “angustia emocional” causada por eventos negativos.

Las personas seguras tienen una mentalidad diferente respecto al fracaso, según el psicólogo social Jonathon Brown. Este renombrado autor señala que la confianza sirve de amortiguador ante la adversidad y el fracaso. Sus estudios demuestran que las personas seguras de sí mismas ven el fracaso como contratiempos temporales y no se decepcionan de sí mismas, sino que su autoestima permanece intacta luego de una decepción.

Finalmente, se descubrió que las personas con baja autoestima tienen un mayor nivel de aversión social, son tímidas, mientras que las que tienen alta autoestima están más interesadas en socializar. Y algunas investigaciones afirman que nuestras relaciones cercanas son el principal predictor de la felicidad en la vida. Por tanto, los investigadores están de acuerdo en que las personas seguras de sí mismas son más felices, ya que buscan crear relaciones duraderas y afectivas.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén