Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

Por qué ciertas personas nunca admitirán que se equivocaron

A nadie le gusta que le digan las cosas que hizo mal. Pero además las personas odian más admitir que se han equivocado. De hecho hay personas que siguen hasta el final con su error solo para evitar que les digan “te lo dije”. El no tener la humildad para reconocer cuando hemos fallado puede hacernos personas soberbias y tropezar más adelante con la misma piedra.

¿Por qué es tan difícil para algunas personas decir honestamente que estaban equivocadas?

No hay que ser un genio para saber que a nadie le gusta equivocarse y mucho menos a nadie le gusta que le digan que ha cometido un error. Puede que no exista una sola persona que se sienta bien al darse cuenta de que se ha equivocado. Ya hasta cierto punto estas reacciones pueden considerarse normal. Pero existen ciertas reacciones de algunas personas cuando se equivocan que demuestran lo increíblemente inmaduras que son.

Por lo general, estas personas tienden a culpar al clima, al tráfico, a la luna, a su signo zodiacal, al gobierno y a todo los que se les cruce en el camino. Y lo hacen solo con el fin de evitar aceptar que algo de esa culpa pertenece a ellos mismos. Asumir la responsabilidad de sus acciones parece absurdo para estas personas. Simplemente no pueden admitir sus errores, incluso cuando son impresionantemente obvios.

Pero ¿Por qué ocurre esto? Todo parece reducirse a su autoconciencia personal. El no poder admitir genuinamente que están equivocados y disculparse por sus propios errores indica que su autoestima está profundamente dañada. Actuar de manera inocente cuando obviamente cometieron un error solo revela que están tratando de ocultar su frágil ego. Simplemente muestran que tienen miedo de que al aceptar su culpa rompa los muros que han construido a su alrededor. Y una vez que esos muros caigan, no podrán proteger su frágil orgullo.

A veces, este mecanismo defensivo incluso jugará con sus mentes. Les hará decir cosas que son parcialmente ciertas o que no son del todo ciertas. Los persuadirá de que todos los demás están en su contra. Y como su autoestima ya está dañada, creerán todas estas voces y harán todo lo posible para demostrar que no están equivocados. En un intento por defender su falsa inocencia, incluso se volverán agresivos y comenzarán a pelear sin sentido, solo para evitar admitir la dolorosa verdad.

Puede que todo esto que estamos diciendo acá te haya pasado, puede que te sientas identificado de alguna manera o que conozcas a alguien que sufre de este mal. Si esto te pasa a ti, puede que cierres esta página y niegues por completo lo que decimos, y si conoces a alguien así te debes estar riendo. Y es que resulta en verdad gracioso ver a algunas personas cuando intentan defenderse luego de haber cometido algún error. ¿El consejo? Humildad, simplemente humildad para saber que como humanos siempre podemos errar.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén