Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Amor

Pensé que perderte me haría infeliz, ¡pero fue lo mejor para mi vida!

Cuando una relación en la que solo uno está comprometido (y ese eres tú) acaba, seguramente pensaste que el sufrimiento sería abrumador, lo que nunca imaginaste es que experimentarías una paz y tranquilidad invaluables.

Cuando estamos en una relación tóxica, nos mantenemos apegados a la otra persona pensando que lejos de ella seremos completamente infelices. Pero la verdad es que es solo una falacia que nos mantiene como esclavos en una posición en la que no somos ni seremos felices.

Luego de pasar determinado tiempo compartiendo con una persona, te acostumbras a la idea de que siempre estarán juntos, aunque no sea un “felices para siempre”. Toleras las inseguridades, la angustia, las peleas el irrespeto y más, porque te convences de que esto forma parte de la cotidianidad de todas las parejas. Te conviertes en uno de los defensores de frases como amar duele, o las rosas hay que quererlas con sus espinas, o el amor verdadero todo lo soporta.

Pero no es así. Amar tiene que ser ligero, fácil y tiene que llenarte de mucha dicha. Si estás en una relación en la que mayores son los malos ratos que los buenos, debes saber que lo mejor para ti y para la otra persona es romper. Aunque te hayas convencido que a toda costa deben estar juntos, si esa unidad no viene con paz, no es correcta. A la larga sufrirás más de lo que apenas puedes imaginar.

Puede que no dejes a esa persona por miedo a la soledad, pero bien dice el dicho mejor solo que mal acompañado. Es decir, la soledad no es tan mala como la has imaginado y cuando te despidas de esta relación tóxica te quitarás un peso de encima y será la mejor decisión que hayas tomado. No será tan desgarrador como has pensado.

Serás mucho más feliz, no le tengas miedo a la soledad. Es mejor recibir el amor correcto a tiempo, que el incorrecto apresuradamente. Si tienes problemas para salir de una relación tóxica, aquí algunos consejos.

  • Cambia de perspectiva: siempre has considerado que deben estar juntos hasta el final. Empieza a derribar ese pensamiento y acepta que tal vez no.
  • Quebranta las convicciones que te has creado: para estar tanto tiempo en una relación en la que eres infeliz, significa que te has convencido de muchas cosas que no deberías. Deja de mentirte y derriba esas convicciones.
  • No toleres el irrespeto: levántate y di ¡no más! Si tu relación está mal enfocada, cuando dejes de tolerar, se caerá por sí sola. Porque lo que sostiene tu relación es tu letargo y tolerancia para las cosas malas.
  • Sepárate: cuando los cimientos de tu relación comiencen a temblar, toma una decisión sin marcha atrás.

La vida es muy corta para permanecer infelices. Toma decisiones con las que seas feliz y la otra persona también a largo plazo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén