Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Familia, Mujer, Noticias

Una investigación revela que los niños heredan la inteligencia de su madre, no de su padre

Por mucho tiempo se ha creído que la inteligencia la heredamos directamente de nuestro padre, pero un estudio demuestra todo lo contrario. Aunque cabe destacar que esta no es la primera vez que se analiza este hecho, pues desde hace muchos años siempre ha existido una pequeña espina que la comunidad científica no ha terminado de sacar, y acá se lanzan nuevos indicios de que nuestra inteligencia nos la hereda nuestra madre

La inteligencia viene de tu madre

¿Alguna vez tu mamá te ha encontrado diciendo algo muy inteligente y te ha dicho algo como: “es que tu inteligencia viene de tu madre”? Pues bien, como siempre las madres no se equivocan. O al menos así lo demuestra el último estudio realizado que ubican a las madres como las que le heredan la inteligencia a los hijos.

En el pasado, siempre se creía que era el hombre quien le heredaba la inteligencia al hijo, esto por el hecho de contar con un cromosoma X. Sin embargo, ya comenzamos a pensar que solo era un asunto de machismo porque las mujeres poseen dos cromosomas X. Este cromosoma, es el responsable de la parte cognitiva, o al menos eso se piensa. Entonces, matemáticamente y estadísticamente hablando son las madres quienes tienen una mayor probabilidad de heredarle a sus hijos su inteligencia.

Claro que esto no descarta la posibilidad de que el padre le herede su inteligencia a su hijo, pues si hablamos de estadística, ya el hecho de que tenga un cromosoma X ya lo hace ser candidato a ello, pero como es evidente, la madre cuenta con el doble de posibilidades para ello.

En el estudio por ejemplo, se usaron ratones genéticamente modificados los cuales contaban con material genético materno en cantidades predominantes. El resultado fueron ratones con cráneos y cerebros más grandes y cuerpos más pequeños. Por otro lado, otro grupo de ratones con material genético paterno en cantidades predominantes, dieron como resultado cuerpos más grandes que el de sus cráneos y cerebros.

Claro que no solo se fijaron en el tamaño. También se dieron cuenta que en el cerebro de los ratones no se encontraron muestras de material genético paterno. Esto hace que la investigación sea un poco más concluyente, sin embargo, a nivel científico no se ha querido dar por sentado.

Pero esta batalla por conocer la verdad no es nueva, pues en 1984, la Universidad de Cambridge estudió el desarrollo del cerebro y el condicionamiento genómico. En ese estudio se llegó a la conclusión que la genética materna influye en mayor medida a los centros de pensamiento del cerebro.

Desde luego que existen muchos otros sectores de la ciencia que piensan todo lo contrario, y es por eso que actualmente se siguen haciendo investigaciones sobre este tema. Sin embargo, el número de investigaciones en donde se les da la victoria a las madres superan en un gran porcentaje la media. Por lo que no falta mucho para se deje dicho de manera oficial que las madres son las encargadas de darnos la gran y hermosa inteligencia que tenemos.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén