Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

En la segunda mitad del 2020, pon a Dios primero y Él te bendecirá

El maravilloso 2020. Una fantasía en la que muchos creímos ese 31 de diciembre cuando nos preparábamos para celebrar su llegada. Cuando supimos que vendría ese 20/20 muchos pensamos en el resultado de un examen de la vista. Ya sabes, eso de “visión 20/20” que define a una persona con excelente visión. Así que por lo menos por mi parte, quise ver a este año como eso, como un año excelente, cargado de buenas oportunidades, repleto de éxito. Pero en su lugar nos encontramos atravesando un momento caótico que carece de sentido. Pero, ¿Qué significa esto? ¿Acaso Dios se olvidó de nosotros? Para nada, tomó algo de tiempo, pero al final lo comprendí, este era un año para cultivar la espiritual y de ello se encargó el mismo Dios

Deja que Dios sea lo primero de tu vida a partir de esta segunda mitad del año

El 2020 arrancó con incendios en Australia y en la selva amazónica, pero allí mismo también lo hizo con un virus que jamás pensamos que se convertiría en el talón de Aquiles del planeta. El virus en solo un mes pasó a convertirse en una pandemia y antes de finalizar el primer trimestre del año ya todo el mundo estaba confinado en su casa.

Escuelas y oficinas cerradas, el mundo era un desierto y la vida silvestre en algunos lugares intentaba recuperar lo que antes les pertenecía. Durante los siguiente meses vimos más gente enfermar y morir y la verdad es que no difiere mucho de lo que seguimos viendo pues la pandemia sigue viva y lo peor es que la OMS, es decir, la Organización Mundial de la Salud, ha dicho que la segunda oleada que se prevé para el último trimestre será mucho peor. Esto significa que el año 2020 terminará como comenzó, lleno de caos.

A todo esto hay que sumarle la crisis económica, pues el sector financiero se ha venido abajo con todos estos conflictos sanitarios. Y desde luego, otros tantos problemas que si nos pusiéramos a nombrarlo aquí seguramente no terminaríamos hoy. Sin duda es un mal año para la humanidad pero comprendí que es un buen año para la espiritualidad.

Con los años nos hemos olvidado de Dios y de lo que quiere para nosotros en este mundo. Él no está esperando que vivas solo para trabajar y hacer dinero y para que andes preocupándote por cosas banales. Él desea que te enfoques en lo primario que es la espiritualidad, y para que lo hicieras, permitió que todo esto pasara. Sin duda muchos han caído pero si lees esto es porque tú no fuiste uno de ellos. ¿Qué te dice esto? Que Dios te da ahora la oportunidad para que le busques, para que ores y encuentres un camino seguro para conectarte con él.

No importa quien seas o a que te dediques y a Dios esto tampoco le importa, búscale y conviértelo  en lo primero en lo que pienses en el día. Ámale con todas tus fuerzas y mantenlo muy presente. Hazlo determinadamente durante lo que resta del año y verás cómo Dios obrará en tu vida. Tengo la fe de que así será.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén