Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones, Salud mental

Cortar a algunas personas para preservar tu salud mental no es un signo de debilidad, sino de sabiduría

Con el paso del tiempo nos vamos volviendo cada vez más inteligentes y sabios, lo que nos lleva a tomar mejores decisiones. En algunos caso, esta sabiduría la adquirimos por ver situaciones a nuestro alrededor, o por alguna lectura o estudio realizado, pero otras veces, esta sabiduría es adquirida a través de los golpes que nos da la vida. No está mal esto último así que no te avergüences por ello. La verdad es que muchas veces no se logra comprender en su totalidad, por qué algo es malo, hasta que lo vivimos por nosotros mismos. En todo esto entran las relaciones que sostenemos con algunas personas. Pues con el tiempo nos damos cuenta que es mejor tenerlos lejos de nuestras vidas que cerca.

Corta cualquier relación que no te genere paz mental

¿No te ha pasado que no te sientes igual con algún amigo o con tu pareja? Esto puede ser quizás porque ya no te dan la paz mental que te daban tiempo atrás. Sucede cuando ha pasado cierto tiempo y aprendemos a conocerlos como son en realidad. Otras veces es que sus personalidades cambian, toman decisiones tóxicas que representan un daño para ellos y para nosotros y esto hace que ya no nos sintamos del todo cómodos.

Personalmente, tengo una historia que puede ilustrar mucho más todo esto. Tengo un amigo con quien me he relacionado durante más de 20 años, podríamos casi decir que hemos sido amigos desde la infancia. Luego de cierto tiempo, a una persona así la terminas considerando como un hermano. Este joven siempre ha sido brillante, inteligente y de buen corazón. Pero con tiempo atrás comenzó a involucrarse con personas que lo fueron metiendo poco a poco en brujería y no precisamente de la buena.

Más tarde, ya hablaba de manera más incoherente y por la amistad y el cariño que le tenía y que de hecho le sigo teniendo, busqué ayudarle. El problema es que cuando se trata de lavados mentales, es muy difícil ayudar a quien piensa que tiene la razón. Por más consejos que le di, él continuó haciendo como quiso, de hecho hasta me lo ocultó para que yo no le dijera nada más. Poco a poco él mismo se fue alejando y la verdad es que luego que supe que tenía la intención de inmiscuirme en esas cosas preferí dejar que se alejara.

De una manera sutil esa amistad estrecha que una vez existió ahora es solo un vago recuerdo. Desde luego que aun siento aprecio por su persona y le deseo todo el bien que Dios pueda darle, no le niego una amistad si en algún momento quiere o necesita hablar. Pero ya no considero que exista alguna relación entre nosotros. Y es que cuando algo comienza a generarte una inquietud negativa, es decir, cuando no sientes paz en tu interior, lo mejor es soltar eso que te genera este efecto.

Ese es el consejo que puedo darte, deja ir todo aquello y a todas esas personas que te quitan tu paz y que no te hacen sentir para nada cómodo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén