Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Noticias

Esta es la mano de un médico después de 10 horas de trabajo. ¡Agradezcamos a los héroes en esta pandemia!

Así luce la mano de un médico una vez que se quita el guante después de haber trabajado 10 horas sin descanso. La imagen fue compartida por un oficial de servicios administrativos de la India, en Twitter, y refleja la fuerza de estos profesionales que luchan por nosotros en medio de la pandemia por el coronavirus.

Los profesionales de la salud merecen respeto y admiración, ellos trabajan con la vida humana y bajo altos niveles de estrés. Muchos médicos alrededor del mundo saben cuándo entran a su jornada pero no cuándo salen. Sobre todo ahora que el virus del COVID-19 ha colapsado algunos centros de salud.

Muchos pensarán que a ellos le pagan por esto, pero la verdad es que luchar por la vida humana con apenas pocas horas de sueño es un servicio admirable que en algunas ocasiones no tiene precio. Alrededor del mundo, todavía quedan muchos países en los que los profesionales en la salud son mal pagados. Los enfermeros reciben sueldos que no representan sus esfuerzos y sin embargo están exponiendo su vida por ayudar a los enfermos por el virus.

El trabajo del cuidado humano siempre ha sido admirable, pero la pandemia nos ha mostrado que definitivamente ningún país tiene suficientes médicos y enfermeras y que no los estamos valorando como se merecen. Los profesionales que trabajan en el sector público merecen una mejor retribución.

Médicos alrededor del mundo han demostrado una dedicación asombrosa, y quienes puedan entender esto deben mostrar su agradecimiento.

Esta imagen fue compartida en Twitter por Awanish Sharan, un oficial de servicios administrativos en India, con el siguiente mensaje: “Esta es la mano de un médico después de quitarse el traje de precaución y los guantes médicos, después de 10 horas de servicio. Saludos a los héroes de la primera línea”.

Los médicos que atienden a pacientes con COVID-19 siguen protocolos de protección muy estrictos con trajes especiales, seguramente incómodos, que deben portar durante horas. Así quedan las manos de los profesionales después de cuidar durante 10 horas a pacientes con coronavirus. En definitiva ha sido una tarea agotadora y la demanda continúa.

Los profesionales en la salud son los grandes héroes de la pandemia, no nos olvidemos de esto y perseveremos en gratitud hacia ellos. Mientras tanto, es importante que sigamos guardando todos los protocolos de auto protección para evitar la propagación de los contagios y no complicar más la vida de los profesionales en la salud que hasta ahora la han tenido bien difícil.

Tengamos buena memoria de nuestros héroes y más importante aún, tengamos buena consciencia en el presente.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén