Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Psicología

La importancia de la dedicación

Todos queremos alcanzar el éxito en nuestras vidas, pero ¿Cuántos estamos dispuestos a recorrer el camino para alcanzarlo? Esta es la principal pregunta que debes hacerte una vez que te hayas planteado tus objetivos. Y es que nunca el camino que te lleve al éxito estará cubierto por rosas y si las tuviera, estas vendrían con espinas. El camino al éxito se logra por medio de la constancia, el trabajo y por sobre todo la dedicación. Sin estás herramientas sería imposible que pudieras alcanzar alguna cosa. ¿Estás listo para ser dedicado?

No desestimes la importancia del ser dedicado

Muchas personas fracasan a lo largo de sus vidas por no saber ser dedicados en lo que anhelan. A veces incluso se plantean la posibilidad de estar equivocados con el sueño que tienen o con sus objetivos, pensando en que si son tan difíciles de lograr quizás es que simplemente no es para ellos. Y sí, no cabe duda que en ocasiones podríamos enfocarnos en algo que no nos conviene o que no está hecho para nosotros pero esto no es algo recurrente y las señales de que esto es así se ven desde otro ángulo cuando una persona trabaja y se dedica arduamente a algo y el tiempo le muestra que allí no está su destino.

Pero sin luchar ¿Cómo puedes decir que algo no es para ti o que no naciste para tenerlo? Si eres perseverante en tu lucha algo siempre conseguirás, incluso si lo que buscas no fuera para ti, sin duda adquirirás mucho conocimiento que te ayudará en tus próximas luchas y aventuras. Pero tienes que ser dedicado y esforzarte en verdad por eso que quieres. Mírate en el espejo y piensa que sin dolor ni sacrificio no hay conquista. Si ahora mismo buscas algo y no lo ves materializado mira tus manos, revísate, ve si en verdad hay señales de sacrificio, de dolor de esfuerzo, y si no lo hay ya tienes tu respuesta.

La dedicación es muy importante para llegar a donde quieres, una vez que lo aceptes y lo entiendas es hora de considerar las siguientes medidas que te llevarán a alcanzar lo que deseas.

Haz un plan a largo plazo

Recuerda que mientras más grande sea la meta mayor será el tiempo que establezcas para lograrla. Nada se da de la noche a la mañana, pues todos los obstáculos toman tiempo de superar. Crea una lista, de cosas que tengas que hacer y de hitos que tengas que cumplir para llegar a donde quieres llegar. Construye el camino y mira siempre hacia adelante.

No te rindas

Algo que pasará muy seguido es que puede que pases tiempo sin ver resultados y viendo resultados muy pequeños. Pues bien, no te rindas por esto. Los resultados no son ni tienen por qué ser inmediatos. Recuerda que si todo esto fuera fácil no habrías hecho planes ni listas ni nada.

No te comprometas con cosas que no deberías

No hay que decir que siempre será más fácil establecer compromisos que cumplirlos. Por tanto, evita crear compromisos que no necesites ni debas. Debes resistir esa tentación de crearte objetivos adicionales que no te den tiempo de cumplir o que te distraigan de la meta primaria.

Si bien es cierto que todos podemos ser en algunos momentos multitarea, lo que ahora necesitas es demostrarte que puedes ser una persona enfocada y centrada. Responsabilízate por tu meta, por tu sueño, por aquello que volviste una obligación y un compromiso. No te permitas añadir metas extra que luego te depriman cuando tengas que dejarlas sin cumplir. Ya habrá tiempo para lo demás. Cuanto más dedicado seas en tu meta, más rápido la conseguirás y podrás enfocarte en otras cosas.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén