Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

Evita a las personas que solo quieren tu compañía cuando se sienten solas

Mereces compañías genuinas, que siempre valoren tu presencia y que no te vean como ese plan disponible una vez que todos los demás planes han fallado. Tú mereces ser prioridad y ser el mejor amigo de alguien no solo para las malas, sino también para las buenas.

Necesitas amigos que celebren contigo la alegría de la vida, no amigos que solo vengan a ti con quejas, lamentos y dramas. Claro que cuando los momentos difíciles llegan, necesitamos un hombro sobre el cual reposar, pero si tienes amistades que solo acuden a ti cuando se sienten desdichadas y en los momentos de felicidad no aparecen, reevalúa esa amistad.

Que nadie se aproveche de tu bondad, hay personas que son como parásitos (aunque suene muy mal) que solo están pegados a ti cuando necesitan succionar algo. Las amistades reales están en todo tiempo y te estimulan a dar más porque no te quedas vacío, siempre recibes amor, cariño y cuidado.

Aléjate de las personas que no se preocupan por ti. Hay personas que solo se preocupan por sí mismas y que de hecho tienen su propio círculo de amigos por los cuales sí se preocupan. Están allí para contarte todos sus dramas, pero cuando se trata de algo que te pasa a ti, no recibes ni la más mínima atención y cuidado.

Hasta las personas más altruistas necesitan rodearse de personas que les amen y les cuiden. No se trata de ser interesado, se trata de saber cuidar de uno mismo y estar con personas que fomenten la salud emocional. Si cada vez que hablas con cierta persona sales agotado, vacío y sin poder expresar lo más mínimo de ti, es una mala señal.

La gente correcta llegará a ti en la medida que sepas cómo respetarte y poner límites. No se trata de ser un mal amigo con estas personas que quieren tu atención pero que no dan nada a cambio, se trata de no ser amigo donde no existe la amistad. La amistad es un tesoro, hay muchas personas que se sienten solas en este mundo y que serían amigos grandiosos, pero quienes pueden brindar esa amistad se la están dando a las personas incorrectas. Si ves tu amistad como un gran tesoro, sabrás dársela a personas que realmente la valorarán.

¿Te ha pasado que estás rodeado de muchos amigos pero al mismo tiempo te sientes solo y no tienes nadie con quién hablar? Reevalúa tu círculo de amistades. Seguramente descubrirás que no has estado invirtiendo el tiempo en las personas más adecuadas. Aleja a los interesados que solo te buscan para un beneficio propio y acerca más a las personas fieles, reales y comprensivas.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén