Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

5 lecciones de cómo ser feliz que los niños pueden enseñarnos

Los niños se personitas sensibles, cariñosas, que confían plenamente en las personas ya que en su interior no se halla malicia alguna. Ellos son todo lo que muchas veces queremos volver a ser, pues cuando crecemos olvidamos ciertas cosas que antes nos hacían ser felices. Ahora mismo ellos quieren darte algunos consejos para que intentes ser nuevamente como niño y encuentres la felicidad que por tantos años tuviste.

Cosas que puedes aprender de los niños

Los niños pueden ser los mejores consejeros del mundo, pues ellos viven sus vidas de una manera que fácilmente podrían educarnos sobre cómo ser felices. A continuación te dejamos algunos consejos que ellos en su gran inocencia te pueden dar.

Viven en el presente

¿Has visto alguna vez a un niño pensando o preocupándose en el futuro? A lo mucho quizás diga que mañana irá al parque y eso porque le habrán hecho alguna promesa y lo espera con ansias, de resto, siempre estará enfocado en su presente. Con respecto al pasado, digamos que no se molestará en recordar lo que vivió ayer, a veces traerá cosas a colación pero nada relevante. Y es que la vida de un niño es muy relajada y tranquila, se ocupan de vivir cada día al máximo y así se mantiene feliz.

Se enfocan en una sola cosa

¿Has visto a un niño cuando está dibujando? Su cara denota una sola cosa y es que está increíblemente concentrado. Así son los niños, nunca los verás jugando con muñecas y hablando de la situación económica del país, o leyendo un cuento y pensando si su mamá ya le preparó de comer. Los niños viven no solo el hoy, sino que se enfocan en una determinada tarea tanto de manera física como mental.

Usan la imaginación

Por alguna razón conforme vamos creciendo olvidamos lo importante de la imaginación y la creatividad y nos volvemos más lógicos y racionales. ¿En qué nos ayuda esto? Sin duda a tomar buenas decisiones, sin embargo, tanta lógica nos hacen ser muy incrédulos ante otras cosas grandes en la vida como la espiritualidad, la magia y otras cosas más que nos harían vivir la vida de manera más placentera con un propósito mucho más grande.

Su futuro es limitado

Esto se asemeja al asunto de vivir el presente. Y es que los niños tienen un concepto del futuro muy corto. Si ellos van a pensar en el mañana literalmente piensan en el “mañana” es decir, en el día que viene luego que termine el día de hoy, y no en lo que va a pasar en un mes o incluso en un año. Una cosa que nos aleja de la felicidad es el pensar constantemente en nuestro futuro haciendo planes de nuestra vida por varios años.

Fe absoluta

Cuando se trata de fe, los niños ganan. Ellos confían, creen y lo hacen con todo su corazón. Basta que les digas algo para que lo crean con todas sus fuerzas, por eso, es importante que nunca le rompas una promesa a un niño.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén