Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Psicología, Reflexiones

Esta prueba te dirá cómo te relacionas con el mundo que te rodea

Este mundo no siempre se vislumbra igual para todos. Algunos pueden considerarlo una bendición mientras otros insisten en decir “Dios mío, que hago aquí”. Es hora de descubrir de qué lado de la balanza estás. ¿Eres de los que ven el vaso medio lleno o de los que lo ven medio vacío? Solo tienes que hacer esta sencilla prueba.

Así es como tú te relacionas con este mundo

Mira la imagen y dinos qué ves rápidamente. Luego compara tu respuesta con lo que sigue más debajo de la imagen y tendrás una respuesta de cómo es tu relación con este mundo.

Piernas masculinas

Si lo primero que viste fueron piernas masculinas, sin duda eres una persona abierta y muy sincera. Puedes relacionarte con todas las personas que te rodean sin temor alguno y sin pena o vergüenza. Para el ti, el mundo es un regalo que disfrutas todos los días. Es por eso que siempre buscas maneras de sentirte en paz con él y en vivir experiencias únicas e irrepetibles que te hagan amarlo aún más. No basas tu vida en miedos e inseguridades, al contrario, eres una persona segura de sí misma.

No eres de los que se apegan a los hechos del pasado. Prefieres en realidad dedicarte a vivir el presente y desde luego, tu creatividad e imaginación hace que sea imposible para ti, soñar con el futuro. Solo debes procurar evitar hacer de estos pensamientos algo que afecte tus momentos presentes.

Por lo general, vives tus días con alegría, motivación, energía, dinamismo teniendo siempre en mente que cada amanecer trae consigo una oportunidad para ser feliz y aprender mucho más. La esperanza y la fe definen toda tu vida.

Piernas femeninas

Si por el contrario vistes piernas femeninas, hay que decir que eres una persona por demás reservada. Tu personalidad no es para nada juguetona o adorable, sino que eres más serio, que absorbe cada aprendizaje como si se tratara de lecciones de vida exageradamente importante. No te relajas muy seguido, en su lugar buscas estar siempre atento a los detalles y cuidas mucho tu espalda. Eres demasiado precavido y meticuloso. Te obsesionas con la idea de estar siempre protegido ante cualquier tipo de dolor y decepción. Para ser más claros, simplemente no te abres ante nadie.

Ves el mundo como algo peligroso. Y a las personas como animales feroces que solo esperan que te descuides para devorarte. Para ti, cada paso representa un riesgo de caer en alguna trampa mortal por lo que siempre meditas una y otras vez las cosas antes de hacerlas. No te importa dejar pasar oportunidades y evitar riesgos si por lo menos te ves que estás sano y salvo.

De la vida solo tomas lo que te haga sentirte exitoso pues ves todo como una lucha constante. Cada momento tu mente lo toma como un reto para lograr lo que deseas. Siempre buscas estar preparado porque tu intención es demostrarle al mundo que no pudo contigo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén