Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Amor, Superación personal

No mendigues atención y amor de NADIE

Si te hace sentir insignificante e invisible, no vale la pena. No pierdas tu tiempo ni tu energía, ni mucho menos cedas un gran espacio de tu corazón a alguien para quien no eres importante. Te mereces más.

Todos merecemos ser amados, respetados y cuidados, pero fundamentalmente por nosotros mismos. El hecho de que tengas que mendigar amor es el más claro reflejo de que no estás en una relación saludable, justa y feliz. No te engañes, en el amor no se lucha, se disfruta.

Te merece aquel que expresa su amor con hechos, no quien necesita de ti para sentirse más pleno sin tener que dar nada a cambio. Solo te merece quien te da sin esperar nada a cambio, quien no te demanda afecto y cuidados sino que te motiva a darlos desde sus propias acciones.

Si tienes que mendigar ¡aléjate!

Existen personas que tienen complejo de príncipes o princesas, y no precisamente por su cortesía, sino porque piensan que quienes les aman deben estar a sus pies dando atenciones, sin ellos dar nada a cambio. Estas personas no han entendido qué es el amor ni cómo funciona una relación, por lo tanto, no vale la pena que pierdas tu tiempo con ellos, pasa la página.

Tú no mereces las migajas de nadie, no mereces ser el segundo en la fila ni mucho menos ser el pañuelo de lágrimas de quien solo espera recibir sin dar nada. El amor es recíproco y las relaciones son de dos, por lo tanto, cuando hay uno que se esfuerza más, tarde o temprano se va a cansar y si no encuentra en el otro respaldo, todo terminará y la relación solo habrá sido una pérdida de tiempo.

No existe la falta de tiempo, existe la falta de interés

Ningún trabajo debería ser tan importante como para alejar a la persona amada. Si la excusa que tu pareja te antepone es que está demasiado ocupado, es que quizás esté demasiado desinteresado. Claro, todos tenemos semanas difíciles en las que apenas el tiempo nos alcanza para comer y dormir, pero este no es el caso todo el tiempo, pues si lo fuera el problema sería otro (la persona es adicta al trabajo). Así que las excusas solo reflejan lo poco importante que eres para esas personas.

Tu pareja siempre formará parte de tus prioridades. Por tanto, siempre habrá tiempo si realmente te interesa. Cuando alguien te ignora o siempre tiene una excusa, debes deducir que no estás en sus prioridades y que por salud emocional tampoco debería estar en las tuyas.

El único amor que deberíamos dar sin esperar nada a cambio es el de los padres hacia los hijos. Pero en las relaciones, cuando uno solo es el que se entrega, las cosas nunca terminan bien. Y no te engañes, las cosas no mejorarán en el camino, solo empeorarán.  Así que reflexiona en esto, conviértete en tu propia prioridad y entrega tu corazón solo a quien lo merece.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén