Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

La dependencia nos limita, pero el desapego nos libera de todas las frustraciones

No es fácil salir de la zona de confort. Esta nos hace sentir seguros de nosotros mismos, es un espacio controlado en donde conocemos a la perfección un entorno y cómo este funciona. En la zona de confort, nada nos sorprende, y por tanto, nada puede dañarnos. Solemos tener todo lo que creemos necesitar, entre cosas y personas. Pero más importante aún, muchas veces nuestra zona de confort está estrictamente ligada a la dependencia. Esta dependencia por lo general está sujeta a otra persona, quizás una madre, un hijo, una pareja, o en el mismo entorno que nos provee ilimitadamente de lo que necesitamos. Sin embargo, la dependencia causa frustración y no es sino hasta que la abandonamos que nos liberamos.

Libérate de las frustraciones que causa la dependencia

Qué difícil es liberarse de la dependencia. Todos en algún momento podemos llegar a ser dependientes de algo o de alguien que evita que crezcamos o que nos movamos. Algunas personas, a veces logran soltarse y volar libres pero otras pierden sus vidas intentando apenas tomar la decisión de dar ese salto de fe.

Cuando nos unimos a nuestros amigos y a nuestras parejas, e incluso cuando nos apegamos a nuestra familias, debemos comprender que la manera correcta en que debemos hacerlo pues podemos convertirlos y convertirnos en personas tóxicas. ¿Por qué? Simple, porque limitamos nuestra propia libertad y la de ellos, y al limitar la libertad, limitamos también la felicidad.

Cuando nos apegamos a alguien o a algo, dejamos de vivir para nosotros mismos para comenzar a vivir por y para los demás. De hecho, pueden aparecer más personas agradables en nuestras vidas pero evitamos conocerlas porque sencillamente nos hemos convertido en adictos a una sola persona.

Sin duda, esto solo refleja que nos hemos aprendido a convivir con nosotros mismos, algo que es crucial en la vida, pues muchas veces necesitamos esa soledad, ese espacio para estar en privado para pensar y reflexionar sobre los pasos que estamos dando. Evitamos crecer y por tanto sentimos que algo definitivamente nos falta, y esto causa cierta frustración en nuestras vidas, una frustración que muchas veces no detectamos a la primera sino cuando ya es demasiado tarde.

Si en verdad queremos vivir felices en nuestras vidas debemos dejar de lado los apegos, las obsesiones y desde luego la adicciones. En su lugar, es importante que nos valoremos como personas independientes, que nos enfoquemos en nuestras vidas y nos demos cuenta que la felicidad en realidad está dentro de nosotros mismos y que no necesitamos de nadie.

Al comprender esto veremos que las personas están para ser un complemento en nosotros, un apoyo, alguien con quien compartir la felicidad que llevamos dentro y si elegimos a la correcta, esa persona compartirá su felicidad con nosotros también. Es una sociedad reciproca sana que se vuelve placentera y armoniosa.

Recuerda, la dependencia nos limita mientras que la independencia nos libera. No te pedimos que te alejes de la persona con quien estás sino que mires en tu interior y te digas en cuál de los dos contextos estás.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén