Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Amor, Mujer

A cada mujer que dio demasiado de sí misma a la persona equivocada

A ti mujer, que no solo has dado demasiado en tus relaciones de pareja, sino en tus relaciones con familia y amigos. No es motivo de vergüenza tu forma de ser, realmente eres una persona admirable, todos deberíamos gozar de un corazón tan desinteresado y amable como el tuyo, sin embargo, te ha tocado sufrir por la malicia y el egoísmo de los demás.

No has dado mucho, has dado demasiado y ese ha sido tu error. Se te ha olvidado una regla de oro: amarte a ti misma. Mujer, el egoísmo no es bueno, envenena el alma de las personas y lo sabes, pero tal vez se te ha olvidado que debes procurar mantener tu dignidad. ¿Hay que amar con todo el corazón? Sí, pero con la dignidad intacta.

Si has llegado al punto de tener que rebajar tu dignidad, es momento de dar un paso atrás y reconsiderar. Hay caminos mejores que recorrer y experiencias más saludables para vivir. A la gente buena, le pasan cosas buenas, y si eres tan noble y te están pasando cosas malas, examina a tu alrededor, tal vez estás dando demasiado a quien no debes.

Tu ternura es una inspiración

Mientras los corazones de otros discriminan y están llenos de malicia, en tu corazón hay espacio para todos. Quieres hacer que otros se sientan amados y aceptas incluso a los rechazados. Pero ten presente que no todos aceptan tu alma sensible, tu amabilidad se puede volver en tu contra y hacerte mucho daño. Por tanto, aprende a diferenciar quiénes quieren aceptar tu ayuda de quiénes quieren aprovecharse de ti.

Pero tu bondad no es debilidad

No porque alguien te haya pagado mal significa que debas cambiar tu forma de ser. Tú mereces todo el amor, la ternura y la comprensión que entregas a otros y lo único que debes hacer es aprender a recibir a personas que están realmente calificadas para amar. Tu bondad muchas veces te hace aceptar a personas rotas y rechazadas con la intensión de darles el amor que tal vez nunca han recibido, pero terminan pagándote mal. Si quieres un amor sano, acepta a personas sanas, que hayan superado su pasado, que ni vivan angustiadas por su futuro y que tengan sus ideas fijas en el presente.

En tu vida, vas a pasar por algunas relaciones poco saludables con personas que constantemente jugarán juegos mentales contigo. Van a aprovechar cada oportunidad que tengan para manipularte. Te harán hacer cosas que estén a su favor, sin preocuparte por tu bienestar. Esto no es amor y lo sabes. Expulsa de tu cabeza a todos los que quieren jugar contigo y sé el dueño de tus emociones. Pero por favor, no dejes de ser la persona duce y gentil que eres, pues habrá alguien que sí lo sepa apreciar.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén