Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Psicología, Salud mental

Los narcisistas nunca se responsabilizan por sus acciones, más bien te culpan a ti

“Un narcisista pinta una imagen de sí mismo como víctima o inocente en todos los aspectos. Se sentirán ofendidos por la verdad. Pero lo que se hace en la oscuridad saldrá a la luz. El tiempo tiene una manera de mostrar los verdaderos colores de las personas”. – Karla Grimes.

El Trastorno de Personalidad Narcisista  es un trastorno en el cual la persona que lo padece tiene un sentido desmesurado de su propia importancia, demanda atención excesiva y admiración, sus relaciones siempre son conflictivas y carece de empatía por los demás. ¿Identificas a alguien en esta descripción?

Discutir con un narcisista es una pérdida de tiempo

No vale la pena discutir con un narcisista, pues en lugar de hacer el esfuerzo por comprender y buscar hacer las cosas bien, ellos se cierran y te culpan. Ellos echarán sobre ti la responsabilidad de sus propios errores hasta hacerte sacar de quicio. Y cuando pierdas los estribos, se sorprenderán y preguntarán por qué te comportas de esa manera, como si estuviesen viendo a un elefante volar.

Pero los narcisistas no siempre son estas personas increíblemente irritantes, a decir verdad, se caracterizan por ser muy encantadores. Incluso cuando te lastiman, tienen algo hipnótico que hace que sea difícil culparles. Te elevarán solo para derribarte nuevamente y encontrarás que estar cerca de ellos puede ser bastante agotador.

Discutir con ellos puede resultar devastador. Y es que mientras más discutas, más oportunidades les darás de manipular toda la situación y controlarte. Llevan toda la vida manipulando, así que son expertos en esto.

Nadie sabe que se enfrenta con un narcisista hasta que ya ha sido manipulado no una, sino muchas veces. La máscara de los narcisistas se desprende muy lentamente, pero cuando cae, estas personas dejan de ser adorables y encantadoras para convertirse en víctimas. Empiezan a recriminarte por sus propios errores, haciéndote culpable por quiénes son y cómo actúan.

Tu sufrimiento es energía para los narcisistas, pues ellos no conocen la empatía, su único propósito es tener la razón y ser privilegiados, dado que para sí mismos, son los seres más importantes sobre la faz de la tierra. Cuando van ganando se sentirán triunfantes, pero cuando tienen todas las de perder no sentirán el más mínimo remordimiento para fingir ser las víctimas.

No te sientas culpable por los errores de un narcisista

Si identificaste a alguna persona en el texto anterior, no te sientas culpable sin importar qué artimañas utilice para recriminarte sus propios errores. Caer en las garras de un narcisista es peor que caer en una adicción, ellos juegan con tu mente y tus emociones para que no puedas deshacerte de su control fácilmente. Pero cuando entiendes el narcisismo como un trastorno, dejas de mirar a la persona para mirar a su trastorno y darte cuenta que te está haciendo mucho daño.

Entonces, puedes levantar murallas y poner todas las defensas para no dejarte manipular, no importa cuántas lágrimas derrame la otra persona, pues sabes que en realidad son lágrimas de cocodrilo, pues a él o ella no le importa más nadie que su propia persona. ¡Elimina a esta persona tóxica de tu vida y persigue tu felicidad!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén