Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos

Alguien que te ayuda a ser una mejor persona es quien siempre debería estar en tu vida

Rodéate de personas que te impulsen a ser mejor, no de quienes te empujen a  desistir de tus proyectos, a perder el tiempo y a ver siempre el lado negativo de las cosas. Muchas veces nos rodeamos de personas que sinceramente no nos convienen, pero las amamos tanto y son tan especiales para nosotros, que no vemos que en realidad nos están perjudicando.

No se trata de ser egoístas, sino de tener buena autoestima. Te sorprendería saber con cuánta frecuencia una persona que tiene baja estima se aferra a amistades que no le convienen solo porque teme ser rechazado y porque cree que no conseguirá nuevas amistades. Pero ¿sabías que el verdadero propósito de una amistad es hacerse el bien recíprocamente y ayudarse a crecer? Entonces ¿de qué te sirve tener tantos amigos si no han generado ningún impacto positivo en ti?

Conserva solo las amistades que te hacen bien

Probablemente argumentes que tus amigos no han dejado buenas huellas en ti pero tampoco te han hecho ser una mejor persona. Lo que debes saber es que el propósito de las amistades es retarnos a crecer y apoyarnos. Si no obtienes tan solo una de las dos de tus amistades actuales, tal vez debas dejar de esforzarte por retenerlas.

Le tenemos mucho miedo a la soledad y por eso llenamos nuestra vida de demasiadas personas que al final nos impiden encontrar el amor verdadero, el que está dentro de nosotros mismos. Escuchamos tantas voces al unísono y nos llenamos de tanto ruido, que a menudo tomamos las decisiones menos adecuadas y siempre nos sentimos en plena incertidumbre.

Tal vez si tuvieras más tiempo a solas y tuvieras menos amigos y relaciones que no te aportan nada, podrías vencer tus miedos y obtener certeza en medio de tanta incertidumbre. Procura y conserva las amistades reales, esas que te hacen bien. Hay amigos que son como una bocanada de aire fresco, siempre son oportunos y saben qué decirte para consolarte o sacarte de un apuro.

Hay amigos que te corrigen y te enseñan lecciones de vida, a veces con palabras, a veces solo con su accionar o su forma de ser. Ese es el tipo de relación que necesitas en tu vida.

Mucho se ha dicho: mejor solo que mal acompañado. Pero si queremos ser más íntegros en este aspecto, podemos decir más bien que hay que procurar que todas las amistades tengan un propósito. Porque el amor de verdad opera de esa forma, llega a nuestra vida y aleja toda oscuridad, ilumina nuestro corazón y nos da la motivación necesaria para hacer cambios, afrontar retos y crecer como personas.

Esto lo puede afirmar con plena certeza una madre, que al recibir a su hijo experimenta un amor tan grande y tan genuino, que su vida cambia para siempre. Una madre está dispuesta a hacer los cambios que se requieran y a tomar las decisiones más difíciles para ser una mejor persona para su hijo. Así opera el amor en ella, y esa es una de las más grandes evidencias de cómo el amor nos transforma. Del mismo modo, tus amigos y pareja deben inspirarte a ser mejor, no peor.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén