Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos, Familia

5 Consejos de un gatito para su dueño

Hola, soy tu gatito y aunque creas que me conoces a la perfección, la verdad es que soy una bola de pelos y misterios. Pero no soy tan impredecible como la gente dice, ni tampoco tan arrogante. Más bien soy una mascota con mucha personalidad, así que aquí algunos consejos para que me conozcas de verdad.

5 Consejos de un gatito para su dueño

Respeta mi espacio personal

Sí, sé que soy adorable y que quieres apapacharme con todas tus fuerzas, pero hay algo que traigo en mis genes y es que me encanta poder tener mi propio espacio personal. Cuando quiera tu cariño, créeme, te lo haré saber. Yo mismo me acercaré a ti y pasearé mi cola entre tus piernas. Pero no me fuerces a recibir tu cariño porque si no puedo ponerme irritable.

¡Yo también necesito jugar!

Tal vez me veas todo gordo, perezoso y dormilón, pero así como los perros, yo también necesito el ejercicio, puede no gustarme pero es por mi propia salud. Y no tienes que comprarme juguetes costosos, la calidad de lo hecho con cariño y en casa es bien recibido. Puedes hacerme mis propios juguetes y ponerte a  jugar conmigo uno 15 minutos al día. ¿Te enojaste porque arañé el sillón? Tal vez tengo mucha energía acumulada, aunque claramente me gusta mucho dormir.

No soy un niño, soy gato

Sé que te he dado tanto amor que para ti es fácil verme como otro humano y tratarme en consecuencia. Pero al final del día soy un animal, concretamente un mamífero carnívoro de la familia Felidae, ¡toda una bestia! Si me ves como lo que soy no me regañarás tanto ni querrás adoctrinarme en cosas que no deberías, pues hay ciertos comportamientos y hábitos que necesito seguir acorde con mi especie. Como por ejemplo, limarme las uñas.

Necesito una dieta balanceada

¿Has escuchado el dicho “tan ágil como un gato”? y es que si ves en la naturaleza, todos mis primos y hermanos pueden ser muy ágiles y muy veloces. Y bueno, estoy yo, la mayor parte del día acostado y con mi panza monumental. Necesito alimentarme bien, no me sobrealimentes ni me des galletas para gatos que muchas veces tienen un contenido muy alto en sodio. Por naturaleza, debería tener una agilidad envidiable, no esta panza.

Presta más atención a mis maullidos

Mis maullidos son exclusivamente para ti, no maullo cuando estoy con otros gatos o animales y a decir verdad ni yo mismo sé por qué. Pero en especial, cuando mis maullidos son insistentes (y no lo hago por comida) préstame mucha atención, pues te estoy alertando de algo importante. Soy muy perceptivo y probablemente me haya dado cuenta de algo que tú todavía no te has enterado.

Muchas veces, nuestra relación va de maravilla para ti, pero yo soy quien se lleva la peor parte, porque aunque sé que me amas, no recibo el respeto ni los cuidados reales que necesito. Así que presta atención y seguramente seré mucho más feliz contigo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén