Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones, Superación personal

“Cuando todo parezca ir en tu contra, recuerda que el avión despega contra el viento” – Henry Ford

No siempre las cosas saldrán como las esperas, de hecho, es muy posible que mientras más cerca estés de la meta, muchas más barreras la vida intente ponerte por delante. Pero ¿acaso crees que lo hace para dañarte? A pesar de que no cabe duda de que ciertas cosas no están destinadas para nosotros, muchas otras sí lo estarán y es importante perseverar hasta el final, pues si renuncias puede que dejes pasar la oportunidad de llevarte a casa un gran galardón.

“Cuando todo parezca ir en tu contra, recuerda que el avión despega contra el viento”

Cuando escuchas el nombre de Henry Ford, lo primero que se te viene a la mente es la marca de uno de los autos más famosos de todos los tiempos. Pero Henry Ford es mucho más que una compañía de autos. Este hombre fue un visionario, un pensador un amante de la creatividad que luchó toda su vida en contra de un sinfín de obstáculos solo para demostrarse a sí mismo y al mundo entero que sus ideas sí tenían sentido.

Henry Ford nació en una granja, en un pueblo al oeste de Detroit. Tanto él como su familia eran muy pobres. Desde pequeño estuvo muy interesado en las máquinas de vapor estacionarias que podían ser usadas para actividades agrícolas. Y al tiempo, luego de la muerte de su madre, Ford decidió dejar la granja para convertirse en aprendiz de maquinista. A él no le interesaba el trabajo de granjero, y a pesar de que su padre deseaba que Ford algún día se hiciera cargo de ella, este prefirió perseguir sus sueños.

Una vez que se convirtió en todo un experto manejando la máquina de vapor portátil Westinghouse, la misma empresa lo contrató para darle servicio a sus máquinas de vapor. Más tarde, Ford consiguió un puesto como ingeniero en la compañía Edison Illuminating. En 1893 fue nombrado jefe de ingenieros, y para ese año ya Ford tenía el suficiente tiempo y dinero para trabajar en sus propios diseños de motores de gasolina. En 1896 Henry Ford había conseguido inventar su propio automóvil autopropulsado y tras diversas pruebas comenzó una carrera contra sí mismo para mejorar cada uno de sus modelos.

Este hombre alcanzó la grandeza viniendo desde abajo, en ningún momento se rindió, en su lugar, luchó contra todas las adversidades y contra todo aquel que vino a decirle que no podría. Henry Ford fue un pionero que dejó frases muy reflexivas como la de este post. Frases que nos hacen pensar lo equivocados que hemos estado en la vida.

Y es que muchas veces nos dejamos influenciar por el “no puedo” o por las dificultades que se nos presentan en el camino y terminamos renunciando a las cosas que más amamos. Es momento de reflexionar y pensar que cuando algo nos interesa es preciso que lo demos todo y que nunca renunciemos, pues aunque algo no esté destinado para nosotros, no significa que no podamos aprender algo de esa lucha.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén