Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Mujer

Las mujeres más fuertes son las que más les duele el corazón

A veces en la vida nos encontramos con mujeres fuertes emocionalmente que nos inspiran. Y es que estas mujeres nos aportan motivación y autoestima. Tienen una energía inagotable, son determinadas pero al mismo tiempo trasmiten mucha paz y confianza.

Las mujeres independientes saben lo que quieren y cómo alcanzarlo. Enfocan sus esfuerzos en alcanzar metas posibles y tienen un ojo crítico envidiable. No dependen de nadie para ser felices, pero al mismo tiempo confían en que existe el amor verdadero y están dispuestas a luchar.

No son perfectas, pero saben cómo reconocer sus errores, aprenden de ellos y no tienen miedo a pedir perdón. Y no importa cuántas veces se caigan, se levantan para seguir luchando. En conclusión, son poderosas, poseen una fuerza de la naturaleza inquebrantable.  

Las mujeres fuertes y poderosas también necesitan ser cuidadas

Este tipo de mujeres trasmiten amos, paz, plenitud y una cantidad de virtudes que inspiran a todos quienes les rodean. Sin embargo, aunque parezcan de hierro, son como todos nosotros, ellas batallan cada día con sus miedos e inseguridades, se cansan, se sienten vulnerables y necesitan tomar un segundo aire.

Muchas mujeres sacan fuerzas de donde no tienen por sus hijos, en determinada circunstancias se convierten en superheroínas que salvan vidas y dan apoyo. Otras, han pasado por humillaciones y tantas situaciones difíciles que han aprendido a hacer de tripas corazón para seguir adelante. En el camino han aprendido a nadar contra la corriente, a lidiar con la presión, con las críticas, a sonreír cuando otros se derrumban, a ser apoyo de otros cuando sus pies se resquebrajan por la presión.

En definitiva, las mujeres fuertes solo han tomado la determinación de ser fuertes, pero no significa que tengan todo el trabajo duro hecho. Al contrario, pasan las mismas calamidades que nosotros y con estos podríamos considerar que son aún más inspiradoras. Pero aquí el mensaje no es ese, más bien se trata de que entendamos que si tenemos a una mujer poderosa, fuerte y emprendedora cerca de nosotros, debemos prestarle también nuestro hombro, impulsarlas, ayudarlas a cumplir sus sueños, no serles tropiezo.

Muchas veces, porque pensamos que son tan maravillosas y consideramos que “todo se les da fácil”, cargamos a estas mujeres más de la cuenta con nuestros problemas. Pero el mensaje de hoy es: Las mujeres más fuertes son las que más les duele el corazón, y en efecto, les duele el corazón porque a veces tienen que mostrarse fuertes porque otros necesitan de ellas cuando en realidad por dentro están sufriendo, pero no pueden expresarlo. A menudo, las mujeres más fuertes se les dificulta abrirse, contar sus problemas, y al mismo tiempo, no tienen con quien hacerlo, pues sus amigos y familiares buscan en ellas un apoyo y confidente, pero no les pagan con la misma moneda.

A ti mujer poderosa que enfrentas las tormentas más tempestuosas, encuentra un hombro donde aliviar tus penas y sigue adelante, la victoria está cerca.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén