Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos

El pasado ya pasó, el mañana aún no ha llegado… céntrate en hoy

Todos los días acostumbramos a pensar en el mañana o en el pasado pero muy poco pensamos en nuestro presente. Duele ver como la vida se nos va con las expectativas de lo que será o con los recuerdos del ayer. Si en su lugar nos enfocáramos a vivir nuestro presente, aprovecharíamos más nuestro tiempo haciendo cosas que en verdad nos ayuden a crecer y a ser mejores de lo que antes fuimos. Vivir el hoy es la única manera para aliviar nuestras cargas y ser felices.

Si buscas en las sagradas escrituras, encontrarás en el libro de Mateo capitulo 6:30-33 lo siguiente:

“Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.”

Luego, el verso 34 del mismo capítulo dice:

“Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.”

¿De qué crees que habla esto? En estos versos Jesús reprende a sus discípulos quienes se agobiaban pensando en que habrían de vestir o de comer el día de mañana. Algo que nosotros hacemos todos los días.

Constantemente estamos pensando en las cosas que haremos en el futuro, a dónde iremos, qué comeremos, cómo lo haremos, cómo viviremos, siempre usando frases alusivas al futuro; un futuro que ahora ni siquiera sabemos si existirá. Es normal que en ocasiones trabajemos o hablemos pensando en un mañana. Pero no podemos dejar por sentado de que ese mañana ocurrirá y más aún, no podemos enfocar nuestro progreso o nuestro éxito a ese mañana.

Con respecto al pasado es igual. Millones de personas pasan sus vidas sujetándose a viejos recuerdos, algunos que les hicieron mucho daño y otros que les permitieron vivir grandes momentos. Todo esto está muy mal porque se trata de cosas que ya ocurrieron y que no pueden cambiarse. No podemos volver atrás para reparar nada y tampoco para revivir ese momento que nos hizo tan feliz.

Buda una vez dijo:

El secreto de la salud tanto para nuestra mente como para nuestro cuerpo no es llorar por el pasado, ni preocuparse por el futuro y mucho menos vivir de suposiciones o de anticipar problemas, sino vivir en el momento presente de forma sabia y sinceramente.

Seguramente hay cosas que ahora te mantienen atado a tu pasado, así como puede que ahora tu vida esté sumergida en expectativas del mañana. Pero es hora de soltar ambas cosas y ser libre y feliz en verdad. Hoy es tu oportunidad para convertirte en una persona nueva sin ataduras. Enfócate solo en el día que estás viviendo y vive plenamente.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén