Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos

El corazón justo hace lo correcto, sin esperar aplausos

Todos en nuestros corazones llevamos a una diva, es decir, a alguien que espera ser reconocido por un trabajo bien hecho. Esto no es algo malo pues de algún modo siempre soñamos con que se nos reconozcan nuestras buenas obras o ¿acaso cuando trabajas no esperas que te paguen tu salario por el esfuerzo? Como dijimos esto es normal pero solo cuando hablamos de ciertas cosas como por ejemplo el esfuerzo físico y mental. A la hora de ser correctos, no deberíamos soñar con los aplausos, pues se supone que deberíamos ser correctos por solo el hecho de saber que es lo justo y no por esperar alguna clase de premio o recompensa.

No mires la recompensa, haz lo correcto por solo ser justo

Cada día cuando te levantas y preparas la comida para todos en casa parte de ti espera que te digan “gracias”, esto debido a que sientes que tu esfuerzo y sacrificio merece ser notado aunque sea algo que haces muy comúnmente. Cuando te vas al trabajo dedicas al menos 8 horas haciendo algo que muchas veces no te agrada pero te esfuerzas para que te den la recompensa del salario. Si estás estudiando y tienes una exposición, al terminar esperas que muchos aplaudan, y si estás en una reunión de trabajo, al final quienes un apretón de manos que te diga que lo hiciste bien.

Sin duda somos personas muy egocéntricas que sonreímos ante los halagos, los aplausos, los abrazos y las felicitaciones, pero muchas veces hacemos cosas donde no esperamos que haya nada de estas cosas ¿o sí? Por ejemplo, estas sentado en un bus y sube una joven embarazada y se queda sin puesto, tú al verla te levantas y le pides que tome tu asiento para que vaya más cómoda. También ocurre en el caso de que fuese una persona de la tercera edad, dime ¿acaso esperas que todos en el autobús te aclamen y te hagan una fiesta? No lo creo.

Ahora bien, ayudas a un anciano a cruzar la calle o levantas la mochila de alguien que por descuido la dejo caer ¿Qué esperas? ¿Acaso aguardas por una ovación o toque de trompetas en tu honor?  Obviamente no. Y este último ejemplo más curioso, encuentras una billetera llena de dinero y sabes a quien le pertenece ¿Qué haces? ¿Se la das o te la quedas? Y suponiendo que eliges hacer lo correcto y dársela ¿Qué esperas? ¿Acaso aguardas por una recompensa monetaria? Evidentemente no. Estas son respuestas que muy seguramente pensarás que son simples y obvias pero si supieras que muchas personas no actúan así.

Existen quienes por todo esperan algún tipo de compensación. Esto es algo que no puede considerarse justo pues ¿cómo esperamos que el mundo cambie para bien si siempre queremos obtener un premio hasta por hacer lo correcto? Todos debemos invertir parte de nuestras vidas siendo buenas personas las unas con las otras con el fin de que podamos mejorar el mundo que nos rodea. Así que fíjate un poco más en tu vida y piensa si haces más por tu prójimo que por ti mismo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén