Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

No aceptes malos cafés, amistades falsas y amores fríos

Permite que la vida siga su curso natural y aprende a dejar ir a las personas que no contribuyen ni son imprescindibles en tu vida.

A lo largo del camino nos encontramos con personas agradables y desagradables. A menudo estas últimas que son las compañías menos deseadas tienen un propósito en nuestras vidas, para ayudarnos a crecer y a ser más tolerantes. No obstante, aprendida la lección, el curso natural de la vida las aleja de nosotros sin que hagamos nada, a menos que nos esforcemos por retenerlas (lo cual es poco común).

Pero por otro lado, existen personas con las que creamos fuertes lazos emocionales y con las que nos sentimos “felices” que tenemos que dejar ir, pues o ya cumplieron su propósito, o simplemente los sentimientos no son recíprocos y solo nos están dejando vacíos. En esos casos, permitir a la vida alejarlos es un reto enorme, no nos damos cuenta que nos hacemos daño a nosotros mismos cuando permanecemos con personas que solo ofrecen amores fríos y falsas conversaciones.

No te conviertas en el espectador de tu propia historia

En la vida debes tomar decisiones, esforzarte por mantener tu lazo con algunas personas y dejar ir a otras. Somos nosotros quienes decidimos nuestros destinos. Entonces, en lugar de rendirte ante las fuerzas externas, acepta la responsabilidad de tu propia vida y trabaja en tus relaciones de manera responsable.

Demuestra que estás dispuesto a construir tu propia historia. Por tanto, no te conformes con los cafés malos, las amistades falsas y los amores fríos. Te mereces lo mejor, pero debes ganarlo con decisiones correctas, alejando personas y abriéndoles las puertas a otras.

En la vida, tendrás la calidad de amigos que decidas tener. Si te quejas de que constantemente estás rodeado de víboras que solo quieren verte caer, examínate interiormente, pues tú eres quien decide de qué tipo de personas te rodeas. Tú eres quien escoge a sus amigos.

Tal vez, si consideras que tus amigos son egoístas y envidiosos, los has elegido con frivolidad, y por tanto, no se le pueden pedir peras al olmo. Si quieres amistades sinceras, duraderas e incondicionales, tienes que estar dispuesto a dar lo mismo y no elegir a tus amigos por lo que tienen o lo que aparentan.

Una amistad es un tesoro cuando es verdadera

Pero se convierte en una carga terrible cuando es falsa. Es como intentar bailar con un maniquí. No importa qué tan bien vestido esté ni que tan atractivo se vea, el baile termina siendo forzado e incómodo, tú lo puedes dar todo en la pista de baile pero a cambio no recibirás nada. Así mismo sucede con las relaciones forzadas y fingidas, no importa qué tan bueno sea tu potencial de amistad ni cuánto entregues, será tiempo, esfuerzos y sentimientos perdidos.

Elige compartir tu tiempo con personas que te nutren, en relaciones donde el amor es recíproco y donde no tienes que fingir para sentirte pleno y feliz. Si tienes buenos amigos serás rico, y te quitarás el peso de la falsedad de encima.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén