Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Familia

El niño no tiene novia, el niño tiene una pequeña amiga

En el mundo que vivimos hoy día todo parece evolucionar mucho más rápido, razón por la cual, terminamos buscando adaptarnos contantemente para no quedarnos atrás, algo que comienza a hacerse cada vez más difícil. La tecnología por ejemplo, da saltos tan agigantados que es difícil seguirle el ritmo, pero no conforme con eso, la humanidad parece que vive buscando acelerar su proceso de desarrollo, algo que está haciéndole mucho daño a nuestros hijos y te decimos por qué.

Permite que los niños sean niños

¿Cuántas veces hemos visto a nuestros niños hablar de temas de adultos? Seguramente muchas, pero no nos damos cuenta en principio porque vemos todo esto como juegos de niños.

A menudo les hacemos comentarios o preguntas como ¿ya tienes noviesito o noviesita? Algo bastante fuera de lugar para pequeños que no tienen idea de lo que les estamos hablando. Luego comentamos entre nosotros los adultos cosas como “los niños de hoy crecen tan rápido, y están atentos a todo”. Efectivamente, los niños están al tanto de todo, pero esto sucede porque sus cerebros están desarrollándose junto a sus sentidos, sistema cognitivo entre el resto de funciones de su organismo.

Esto significa que tu hijo está aprendiendo rápidamente todo lo que gira a su alrededor para adaptarse al medio. Entonces, sin duda, lo que ve y oye en casa o en la escuela lo repetirá una y otra vez. En cierto modo esto no es tan malo, pero si no tenemos cuidado con las cosas que oyen o ven, podríamos conducirlos por un camino sin retorno a un abandono temprano de la niñez.

Debes entender que tu hijo o hija NO está creciendo más rápido que los otros niños, o que los niños de tu época. Tus hijos crecen y se desarrollan de la misma manera que lo hiciste tú. El problema, es que hoy día los bombardeamos con demasiado contenido que muchas veces se les hace difícil comprender.

Sin saberlo, estás dejando en sus mentes preocupaciones que no necesitan ahora. Los niños solo deben preocuparse y enfocarse en ser niños, en disfrutar la etapa más bella que existe, y tú sabes que es así porque si algo desearías con todo tu corazón es volver a ser niño. Y si tú que viviste en una de la mejor época del mundo piensas en lo mucho que desearías volver a ser un niño, ¿Qué crees que pensará tu hijo o hija cuando tenga tu edad? Seguramente no piense en querer ser un niño porque muy poco recordará lo que eso significaba.

Adoramos la niñez porque son los años donde solo sabemos jugar, donde la inocencia nos acompañaba a cada paso que dábamos. Si miramos atrás solo recordaremos juguetes, juegos, el correr y compartir con nuestros amiguitos, las horas frente a la televisión, los regaños por no hacer la tarea, los abrazos, besos y mimos de nuestros padres. Entonces, ¿Por qué quitarles ese derecho a nuestros hijos?

Ellos definitivamente merecen más de lo que nosotros tuvimos, eso lo decimos a diario, y es por eso que debemos cuidar nuestras palabras porque todo lo que decimos por más inocente que nos parezca, le puede hacer mucho daño a esa personita que queremos proteger con nuestra vida.

Olvídate de preguntar tonterías como si tiene o no tiene pareja, deja de velar porque tu hijo se comporte como un “hombrecito” o que tu hija se comporte como una “señorita” pues no son ni una cosa ni la otra. Son niños, por tanto déjalos libres de ser ellos mismo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén