Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Salud mental

El miedo es la emoción más difícil de manejar, te atrapa silenciosamente en tu corazón

Sentir miedo es natural y muy normal, a todos nos pasa de hecho con mucha frecuencia solo que en mayor o menor proporción. Este, es una emoción o sensación que nuestra mente causa para mantenernos alerta ante un riesgo o peligro inminente. Si hay algo a nuestro alrededor que se vea arriesgado o peligroso y nuestro cerebro lo percibe, seguramente nos inyectará algo de miedo para que tengamos cuidado. Sin embargo, mucho miedo y en múltiples circunstancias puede ya no ser natural, sino por el contrario, puede tratarse de algo peligroso que nos afecte enormemente.

A menudo nos topamos con cosas que nos asustan, pero muy pocas de ellas son de verdad situaciones de alto riesgo. Casi siempre, se trata de inseguridades que llevamos dentro y otras, suelen ser mecanismos defensivo cuando entramos a lugares extraños que estamos visitando por primera vez. Intentar corregir este nivel de miedo es casi imposible, pues se trata de un asunto natural en nuestro cerebro. Allí se encuentran puntos de control muy estrictos que se encargan de cuidar nuestra seguridad física y mental, por tanto si algo puede considerarse amenaza pues seguramente nos alertará.

Pero ¿Qué pasa cuando se trata de miedos exagerados? Todos sabemos que no hay nada que en exceso no sea malo y el miedo es parte de esa lista. El exceso de miedo puede crear un resultado diferente al original por lo que en lugar de defendernos, nos escondemos y apartamos de la sociedad y de las cosas por evitar que algo pueda pasarnos.

De hecho, con el miedo, siempre estamos a la expectativa de que algo nos pueda pasar. Esto sin duda evita que podamos avanzar en la vida, asimismo, puede llevarnos a perder amistades y a bloquearnos a tal extremo que se vuelve imposible que entre ayuda de alguna parte, incluso la familia. Es por eso que resulta necesario mantener siempre el control.

El único problema es que no es nada fácil mantenerse controlado. Manejar los miedos es una lucha constante, se trata de convencer a nuestras mentes de arriesgarnos más, a que no le importe perder, a que sea libre de tomar la decisión que quiera y a vivir en paz con ella. Manejar los miedos es llevar el control de nuestras vidas seguros y confiados de que está todo bien.

Piensa por un segundo, ¿Qué hace el miedo por ti? Aparte de aprisionar tu alma, tu mente y tu corazón, no existe nada más. Por eso es preciso que hagas algo para restaurar el control de tu vida y para eso, lo único que necesitas es comprender que las cosas que han de pasar, pasarán sin que puedas hacer nada. Sabiendo esto, podrás vivir tomando la decisión que quieras y aceptando las consecuencias. Pero eso sí, es muy importante que también tomes buenas decisiones, lo que significa que sería prudente que te portaras bien.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén