Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Psicología, Salud mental

Las enfermedades mentales se sienten como un dolor y una fatiga constante

Cuando lo que está enfermo es la mente, el centro de todas nuestras ideas, nuestra identidad y nuestras emociones, apenas levantarse de la cama es un reto enorme. Con esto no desacreditamos algunas enfermedades del cuerpo realmente dolorosas e invasivas, pero quien padece una enfermedad mental tiene una batalla extenuante que pelear todos los días.

De tanto pelear, las personas que tienen alguna enfermedad mental se sienten constantemente agotadas, como si en realidad vinieran saliendo de una guerra. La fatiga se adueña de todos los músculos y la mente se queda sin ideas, creatividad o imaginación.

Muchas personas con enfermedades mentales constantemente tienen sueño sin estar medicados y un letargo terrible que no les permite ser productivos. Sienten a menudo frustración porque les gustaría hacer muchas cosas y poner sus vidas en orden, pero el desgano va un paso adelante.

Algunos tipos de enfermedades mentales son:

  • Esquizofrenia
  • Trastorno bipolar
  • Trastornos de alimentación
  • Trastornos depresivos
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastorno de ansiedad
  • Trastornos relacionados con el estrés

La relación entre la enfermedad mental y el dolor

Según los especialistas, el dolor físico y algunos trastornos como la depresión y la ansiedad tienen una relación muy cercana. Además, el dolor físico crea un círculo vicioso en el que su aparición potencia el trastorno y este a su vez genera más dolor.

Mucha gente con depresión experimenta fuertes dolores de espalda, cadera, hombros, cuello y cabeza. Estos dolores pueden ser el primer signo de depresión o el único. Cuando el cuerpo está dolorido, la persona se aísla, no participa de actividades sociales pues no tiene ánimo. En consecuencia, la enfermedad mental se apodera mucho más de la mente y del cuerpo.

Si tienes algún dolor corporal en concreto, necesitas un tratamiento aparte del que requiere la enfermedad mental. Pero es seguro que mientras trates la enfermedad mental, que es la causa, los efectos del dolor desaparecerán paulatinamente.

El problema con muchas personas que sufren trastornos mentales es que se dejan dominar por el dolor. No ven el dolor físico como lo que es, una alerta del cuerpo que está saturado por un problema que requiere ser tratado. Al no dar la debida atención, con el tiempo los dolores y el letargo en el cuerpo empeoran.

Mente sana, cuerpo sano. Hay una relación directa entre la salud de la mente y del cuerpo. Mientras atendemos las necesidades de nuestra mente, también debemos atender la de nuestro cuerpo y viceversa. Puede que te cueste apenas levantarte de la cama, pero una vez que lo hagas, ten la certeza de que habrás vencido la primera batalla.

No renuncies a socializar con amigos, lo necesitas, y más importante aún, no te olvides de comer bien y hacer ejercicio. 45 minutos de ejercicio en un día puede activar tu cerebro de manera diferente y ayudarte a sanar tu cuerpo y tu mente.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén