Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Amor

No se puede hablar de amor donde no hay respeto

Toda relación de amor se fundamenta en el respeto naturalmente. Por tanto: si no te respeta no te ama.

Cualquier relación puede pasar la línea del respeto en un segundo, es por eso que debemos mantenernos como centinelas, atentos a cada actitud que puede resultar insana para la relación. No solo necesitas que una persona te diga te amo todo el tiempo, fundamentalmente, necesitas que te respete.

De hecho, muchas personas les cuesta ser afectuosas a través de las palabras, porque crecieron en familias donde estas palabras no abundaban. Sin embargo, se esmeran en dejar que sus actos hablen, y uno de los actos de amor más importantes es el respeto.

Las relaciones sanas y duraderas se basan en el respeto

Sencillamente porque nadie que esté sano quiere estar con una persona que le desvalorice, le maltrate o ignore cosas que para él son importantes. Una persona que sabe lo que quiere no dura demasiado en relaciones donde el respeto se ha perdido. Por eso, si dos personas están centradas tendrán una relación duradera basada en respeto.

Muchas relaciones se prolongan dolorosamente luego de que el respeto se ha perdido definitivamente. Continúan juntos a pesar de que pocas cosas les unen y se pueden decir palabras realmente hirientes. Son relaciones tóxicas que hacen miserable la vida de los involucrados. ¡Pero despierta! El amor debe ser para siempre solo cuando es sano y respetuoso.

El amor nos une, el odio nos divide. Muchos matrimonios, estando juntos, están completamente divididos, las personas llegan a aborrecerse porque en el momento en que se empieza a perder el respeto, nadie pone un alto. En la pareja, las cosas se deben confrontar y resolver mutuamente desde la raíz, pues de lo contrario, lo que puede pasar es que llegarás a odiar a la persona que una vez dijiste que amarías para siempre.

Así le demuestras respeto a tu pareja

El respeto no consiste solo en palabras, sino también en actitudes y acciones. De esta manera le demuestras a tu pareja que le respetas.

  • Expresas gratitud por cada cosa que hace por ti. Nadie está obligado a servirte o a darte, por tanto, cuando tu pareja hace algo por ti se lo agradeces.
  • Respetas su tiempo. No le haces esperar ni lo sometes a situaciones que sabes que no disfruta.
  • No le manipulas con el sexo o con las emociones. Cuidas el corazón de tu pareja, así que no necesitas reprocharle lo mal que te sientes todo el tiempo por su causa solo para que haga lo que quieres. Asimismo, no utilizas el sexo para mover piezas a tu favor.
  • Usas las palabras adecuadas. No recurres a los gritos ni a la grosería cuando enfrentan un problema, pues dado que le amas, no quieres lastimarle.
  • Pides disculpas. Dejas de lado el orgullo siempre que sea necesario y te disculpas de corazón ante cualquier falta, para reestablecer el equilibrio y volver a intentarlo.
  • Valoras sus esfuerzos. El amor viene acompañado de muchos esfuerzos, y la forma más hermosa del respeto es el reconocimiento y valor de cada uno de esos esfuerzos por parte de la otra persona.

Así que ya lo sabes, sin respeto no hay amor sincero.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén