Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

La conducta de cada uno define el destino de todos

Por mucho que queramos vivir nuestra vida como individuos aislados, al formar parte de una sociedad, la conducta de uno solo tiene una gran repercusión sobre todos.

Ahora mismo, vivimos en un momento donde es crucial ser solidarios con nuestras acciones para no perjudicar a los demás. Debemos tomar consciencia y saber que cada acción y omisión afecta incluso a personas que no llegamos a conocer.

Tal vez la propagación de un virus con alta probabilidad de contagio como el covid-19 nos deje un ejemplo claro de lo que significa hacerse responsable de las acciones propias y de cómo una acción por inofensiva que parezca puede afectar a otros. Sin embargo, no necesitábamos un virus para conocer esta verdad. Cada acción irresponsable y egoísta tienen una gran resonancia y afecta a personas que incluso no llegamos a conocer.

Por eso, desde que las sociedades existen, existe un valor llamado solidaridad. Parece que en estos días debemos recordar de qué se trata.

¿Qué es la solidaridad?

La solidaridad es un valor fundamental de las sociedades, significa que sin ella no podemos hablar de sociedades saludables. La Real Academia Española de la Lengua (RAE) define solidaridad como la “adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros”. Pero muchos consideran que la solidaridad es un concepto devaluado en estos días.

Sin embargo, situaciones como la que atravesamos actualmente nos invitan a ser más conscientes y solidarios. Evidentemente, muchos no pasan la prueba y se convierten en personas incluso más egoístas en situaciones de presión como estas, pero otros, sacan lo más precioso de sí mismos.

Vivimos en un momento crucial donde se diferenciará en heno de las piedras preciosas, es decir, donde muchas personas sacarán a relucir su peor cara, pero otras tantas saldrán adelante para plantar sus mejores virtudes como modelo a seguir. ¿A qué grupo quieres pertenecer? Lo cierto es que es algo que solo puedes trabajar como individuo.

Qué tipo de sociedad quieres construir

Ahora pregúntate ¿qué tipo de sociedad quieres construir? No esperes que tu sociedad sea distinta a tu accionar particular. Si actúas de forma egoísta, es claro que no serás el único y muchos imitarán tu comportamiento para finalmente convertir tu sociedad en un entorno déspota y austero para hacer vida. Pero si quieres que las cosas sean diferentes, entonces tienes que ser diferente.

Antes de actuar con egoísmo, ponte en los zapatos del otro, procura el bien de tu sociedad tanto como el tuyo propio e intenta no perjudicar a otros solo para obtener un beneficio.

De esa manera, estarás colaborando por construir una mejor ciudad y un mejor país. Ten presente que un país no se constituye solo por la calidad de sus gobiernos, sino de sus ciudadanos, que son mayoría y que pueden hacer la diferencia. Así que antes de señalar y decir que los políticos tienen la culpa, revisa tus acciones y ve si en ellas estás haciendo daño a otros.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén