Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos, Reflexiones, Superación personal

“¿Qué va a decir la gente?” la pregunta que más ha arruinado sueños en el mundo

‘¿Qué va a decir la gente?’ nunca hubo una pregunta que más intimidara a las personas de todas las culturas en todo el mundo. No importa la edad que tengas, por alguna razón te preocupa qué va a decir la gente. Y lo peor es que muchas veces, esta pregunta no te la hace otra persona, sino tú mismo en tu cabeza.

Miedo a ser juzgados

Al crecer, desarrollamos este terrible miedo a ser juzgados. En mayor o menor medida nos preocupa lo que las personas pueden pensar en el sentido negativo de nosotros. Muchas personas ahora mismo están dejando de perseguir sus sueños o de defenderse por pensar ¿qué va a decir la gente?

Necesidad de cubrir los estándares de otros

El problema está en que nos preocupa “la gente”. Es decir, en cierto modo, “la gente”, es una entidad superior a nosotros mismos. Como un gran juez. En la idea de la gente representamos todo lo que se considera bueno y correcto. Ponemos estándares muy altos, incluso imposibles de alcanzar y esta es la receta para el desastre. Terminamos sintiéndonos fracasados y en detrimento de nuestra propia salud mental.

“La gente” termina siendo alguien que tiene una idea incorrecta del mundo

Pero muchas veces nos limitamos de hacer o de perseguir cosas por personas que muy en concreto tienen prejuicios dañinos o creencias personales. Estas personas son bastante severas en sus propias vidas, pero se han convertido en agentes tan importantes en nuestras vidas, que de la admiración hemos pasado al miedo.

Supongamos que quieres ser músico, pero tus padres y tu círculo de amigos han optado por carreras como la medicina o la ingeniería. Seguramente te encontrarás con la gran dificultad de tener que defender siempre tu elección porque los doctores o ingenieros consideran tu profesión menos importante. Pero sin ni siquiera llegar a ese punto tendrás que enfrentarte con un montón de prejuicios y antes de siquiera decir en voz alta la carrera que has elegido te preguntarás ‘¿qué va a decir la gente?’.

Es natural, ni siquiera debes tener el autoestima baja para pensarlo. Pero “la gente” en este caso son tus padres, quienes son tu principal apoyo moral y económico, y tus amigos y conocidos, quienes han optado por otras carreras. Muchas veces te imaginas reacciones y comentarios que no llegan a suceder en la realidad, pero si es el caso y sí sucede ¿qué debe determinar esto sobre tu decisión? Absolutamente nada. Este es solo un ejemplo, pero en general, en cualquier cosa que quieras hacer, la opinión de la gente que muchas veces no tiene una visión correcta del mundo, no debería importar.

Ten convicción, vive para agradarte a ti mismo

La convicción para hacer las cosas se apoya en una identidad firme. Quien tiene convicción puede llegar muy lejos y al mismo tiempo conservar su integridad y su paz interior. Si quieres agradar a alguien, preocúpate por agradarte a ti mismo. No te permitas llegar a la tercera edad con remordimiento por todas aquellas cosas que dejaste de hacer pensando en qué pensaría la gente de ti.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén