Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos, Salud mental

Valida tus emociones, no te escondas detrás de un muro de positividad falsa

Ignorar los sentimientos negativos nos autodestruye. El marketing y los medios sociales nos gritan que debemos ser felices todo el tiempo, y en algunos casos satanizan a los sentimientos negativos. Pero el ser humano es un muy complejo y posee un espectro de emociones que necesitamos procesar y expresar en la medida en que experimentamos el mundo. El ponderar algunas emociones por encima de otras puede ser más dañino que cualquier trastorno mental.

Las emociones negativas también son válidas

Comencemos por distinguir entre sentimientos y emociones. Aunque a menudo se confunden, no son lo mismo. Las emociones ocurren a nivel fisiológico, mientras que los sentimientos ocurren en la mente. Antonio Damasio, profesor de neurociencia en la Universidad de California con obra publicada sobre el tema, nos lo ilustra mejor:

“Los sentimientos son experiencias mentales de estados corporales, que surgen a medida que el cerebro interpreta las emociones, que son estados físicos que surgen de las respuestas del cuerpo a estímulos externos. (El orden de tales eventos es: estoy amenazado, tengo miedo y siento horror)”.

Entonces, no puedes evitar por más que quieras las emociones negativas porque son una respuesta de tu cuerpo ante el entorno o contexto. Es así como fisiológicamente no puedes detener el miedo, la tristeza o el estrés. Tu cuerpo se activa de alguna manera para enfrentar o huir situaciones tensionantes. Luego de eso se generan los sentimientos, que son estados mentales.

Ahora bien ¿qué pasa cuando la amenaza o el problema no existen en nuestro entorno sino que es producto de nuestra imaginación? Entonces podrías pensar que es innecesario encerrarse en estos estados mentales. Sin embargo, las emociones y sentimientos son sistemas de alarma y respuesta, no son el problema.

El problema no es que te sientas triste, es por qué te sientes triste. No necesitas sepultar tu tristeza bajo un montón de positividad, es válido que un día no quieras ser positivo y quieras ceder ante la tristeza o el llanto. Porque no estás mal por sentirte triste o iracundo. Estas emociones existen por una razón y es que son las indicadas ante ciertas circunstancias, si respondiéramos con gozo ante situaciones que desencadenan el dolor, seríamos psicópatas.

Por mucho que te vendan la felicidad como un estado de plenitud permanente debes saber que la vida no funciona así. Se vale llorar, enojarse y sentirse completamente desmotivado. Entrar en la negación de estos estados solo nos traerá melancolía, pues se trata de la negación de nosotros mismos.

La depresión muchas veces se desencadena luego de haber callado demasiado y ocultado emociones que necesitábamos expresar. Por el bien de nuestra salud mental, necesitamos experimentar sin prejuicios todas las emociones. Solo cuando la tristeza, la melancolía o la ira son excesivas y están fuera de control debemos consultar con un especialista, de lo contrario, siéntete libre de enojarte, de renunciar y de llorar de vez en cuando.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén