Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos, Reflexiones

Necesitas un amigo que sea espejo y sombra: el espejo nunca te miente y la sombra nunca se aleja

Los amigos no se miden en cantidad sino en calidad. Todo el amor y respaldo que necesitas puede venir de una sola persona, mientras que todas las traiciones e hipocresía que puedes soportar pueden venir de muchas direcciones. Es por eso que un sabio refrán dice: “Necesitas un amigo que sea espejo y sombra: el espejo nunca te miente y la sombra nunca se aleja”.

Un buen amigo es la combinación perfecta de sinceridad y lealtad

Tu amigo siempre te dirá qué has hecho mal, en qué te equivocas y cuándo debes disculparte. No confíes en un amigo que siempre te da la razón en los problemas, ni siquiera te está escuchando, solo te sigue la corriente. Un amigo de verdad se compromete con tu historia, presta atención a cada detalle y solo así puede darte su opinión.

Pero el amigo sincero no solo es capaz de identificar tus defectos y hacértelos saber, también es un genuino observador de tus virtudes. Estos amigos, sin ningún interés personal, se encargan de fortalecer tu autoestima, levantarte el ánimo y sacarte siempre que puedan una sonrisa. Porque sinceridad no solamente es hablar de los defectos de una persona, sino también reconocer y ponderar todo lo bueno y lo amable que alguien posee.

Por otro lado, a pesar de los defectos y de las diferencias, un amigo de verdad es leal. Está en las buenas y en las malas. Si tienes a una persona a la que llamas amigo, pero nunca está disponible, siempre está ocupada y solo tiene tiempo cuando se trata de fiestas y celebraciones, deberías reconsiderar esa amistad. Pues los amigos de verdad están en las buenas, pero son los que se quedan cuando todos los demás se van.

Ser leal significa brindar amistad de forma desinteresada e incondicional. La Biblia dice: “En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempos de angustia”. Señalando que los verdaderos amigos permanecen en todos los momentos y a lo largo del tiempo, y precisamente cuando llegan los momentos difíciles están allí, hombro a hombro con nosotros.

Quien ha encontrado un amigo leal y sincero es en definitiva un gran afortunado. Nuestro mundo está lleno de apariencias e incompatibilidades, por lo que conseguir a una persona que compagine con nosotros y tenga buenos sentimientos, es como hallar un tesoro.

Si encontraste a una persona así, valórala y sé recíproco. Paga el bien que otras personas te hacen con más bien, y de esa manera se multiplicará el amor y las bendiciones con tus amistades. Saca el tiempo necesario y siempre que puedas, ten un detalle. Las amistades que prevalecen en el tiempo están libres de orgullos, ocupaciones y desinterés, y llenas de atención, consideración y cuidado.

Aprecia estas amistades genuinas y en su lugar limpia tu círculo de relaciones tóxicas, personas que te buscan solo por interés y que no quieren verte bien.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén