Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos, Familia, Reflexiones

El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día

Todos siempre hablan de lo grandiosas que son las madres, pero ¿y los padres? ¿Acaso ellos no tienen nada que ofrecerles a sus hijos? Evidentemente sí. Hay mucho que un padre puede hacer por sus hijos y de hecho es importante su presencia en su vida pues juegan un papel indescriptible en su formación. Sin embargo, no cabe duda que algunas tareas son mucho más simples, como por ejemplo el pasar más tiempo con ellos. Pero por alguna razón, esta tarea se vuelve compleja para algunos padres.

Hoy día muchos hogares cuentan con madres que cumplen también con el rol del padre, esto gracias a que muchos hombres abandonan a sus parejas una vez que saben que están embarazadas o cuando luego de tener a sus hijos, aparece alguna dificultad. Hablar de padres responsables se vuelve más limitado porque sin duda son pocos quienes lo son.

Sin embargo, esto no es razón para que como padre estés ausente de tus hijos. Todos sabemos que en algún momento, las relaciones de pareja pueden terminar. Ya nada es como la época de nuestros abuelos en donde se aplicaba eso de casarse para toda la vida. Ahora de hecho, nadie busca casarse. No creen en el matrimonio, y con razón, porque hasta ahora no pareciera que las personas tuvieran la preparación mental, emocional y espiritual para contraer nupcias y por tanto solo fracasan, volviéndose un mal ejemplo para otras parejas.

Además, ya los hombres y mujeres no resuelven los conflictos de pareja sino que aprovechan para abandonar el barco y cambiar a otra relación con la esperanza de encontrar lo que no encontraron con el anterior. Esto, sin importar si hay hijos de por medio.

Pero como dijimos hace un momento, esto no es razón parque que como padre no estés presente en la vida de tu hijo. Recuerda que la función de un padre es imprescindible en la vida de un niño ya que el padre es quien aporta el carácter, el que enseña al niño a ser una persona segura de sí misma. Un padre enseña determinación, lealtad, justicia, valentía, constancia y responsabilidad. Estos valores (aunque bien los podría enseñar una madre) tienen cierto grado de fuerza y convicción cuando vienen directamente de un padre.

Si le quitas este derecho de tu hijo de aprender estas cosas, al final se formarán hijos inseguros, nerviosos, perezosos, irresponsables, llenos de temores y miedos, repletos de dudas y dado que siempre estarán con la madre, no podrán evitar ser más susceptibles y les tomará mucho más tiempo que a los demás salir al mundo y vivir por sí mismos. ¿Deseas esto para tus hijos?

Suponemos que no, por tanto, tienes que activarte con ellos, y para esto, lo único que tienes que hacer es pasar mucho más tiempo con ellos. Arregla tu horario y haz algo bueno por ellos, no les quites su derecho de compartir contigo y aprender de ti. Hazlos versiones mejores de ti mismo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén