Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

Enero de 2020: Dios, pongo este año en tus manos

2020 ha comenzado y con él llegan muchas cosas buenas a tu vida. Nuevas personas, nuevas relaciones, nuevos trabajos, pero también nuevos dolores y nuevas decepciones. Para bien o para mal, es un nuevo comienzo.

Tienes todo el año para aprender y vivir un día a la vez. Tienes este nuevo tiempo para aprender a dejar de estresarte, dejar que la vida te sorprenda y que las cosas tomen su curso natural. Ciertamente puedes continuar con los mismos hábitos de vida que traías, pero Dios por su lado te ha dado la oportunidad de vivir este nuevo ciclo de 366 días (porque 2020 es un año bisiesto).

Es un año para aprender, crecer y ensancharse. Estás en manos de Dios y puedes confiar que, si aprendiste las lecciones correctas el año pasado, este año puedes levantarte para emprender y lograr todo por lo que  luchaste pero no pudiste conseguir el año pasado.

Es un año para rodearse de personas que quieren realmente verte feliz, porque lo menos que quieres en esta temporada de logros es tener a personas envidiosas que solo desean verte caer. Por tanto, si todavía no has depurado tu círculo de amistades, es momento, ahora que apenas está comenzando el año.

Te tocará enfrentar nuevos desafíos, pero también habrá nuevas metas. Y de lo que debes estar seguro es que de la mano de Dios, eres más que vencedor. Dios se encargará de enderezar tus pasos, te guiará por el camino correcto, sembrará en tu corazón las metas adecuadas y te impulsará para que las persigas y las consigas, solo debes dejarle obrar.

Este año, procura que tu fe sea más fuerte, más profunda, que no se centre en vanidades, pero que tampoco sea exagerada y presuntuosa. Ten fe desde lo pequeño, lo sencillo y cada día verás pequeños milagros acontecer en tu vida, que lograrán una transformación profunda en ti.

Es tu año para conseguir tu propósito y misión. Si en 2019 te sentiste perdido, este es un año maravilloso en el que podrás encontrar tu dirección. Es un año para dormir mejor, tranquilo, con más paz, sabiendo que estás haciendo las cosas bien, que has sembrado bien y cosecharás más de lo que esperas.

Por tanto, entrega este año a Dios, ponte en sus manos y déjale obrar. Deja todo lo viejo en 2019, ábrete a lo nuevo en 2020. Él te dará una visión 20-20, clara, profunda y reveladora de todo lo que debes hacer para alcanzar más metas y desprenderte de lo que te hace daño.

Confía, es tiempo de dejar la angustia y la ansiedad, de preocuparse menos y creer más. Tal vez has tenido malas experiencias al intentar confiar antes, pero este año será diferente. Ponte en manos del Dios del universo y él obrará a tu favor.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén