Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

Tienes que tener cuidado con los crueles disfrazados de buenos ¡Alerta!

Los hechos nos definen como personas más que las palabras. Una mala persona por más que quiera aparentar no puede imitar la empatía, el respeto, el cuidado y en definitiva el amor hacia otros. Así que ten cuidado con los que dicen ser buenos y no lo son.

Hay personas que son expertas en camuflar su maldad. Con astucia logran engañar a muchos y echárselos al bolsillo, exteriormente parecen ser muy amables, pero en el fondo solo guardan malas intenciones. Cada una de sus buenas acciones tienen intereses de por medio.

Ahora bien, por siglos hemos debatido qué hace que una persona sea realmente mala. Algunos señalan que el hombre malo solo reproduce y difunde los traumas de su pasado con sus acciones, otros defienden que hay personas que son malas por naturaleza. En torno a esto último, la ciencia no ha demostrado la existencia de un gen maligno que influye negativamente en el comportamiento humano. Sin embargo, hace unos años, hay estudios sobre la “molécula moral”.

Por molécula moral hacen referencia a la oxitocina, la hormona del amor, que también es responsable de mantener a las personas juntas, ya sea en familia, con amigos o incluso en la sociedad en general. Existen indicios de que algunas personas que no tienen tanto contacto con la oxitocina son más frías o incluso más violentas.

Venga de donde venga la maldad, algo es cierto, a diario enfrentamos diferentes niveles de agresión, manipulación, egoísmo, ironía, etc. Necesitamos defendernos de las personas malas, identificarlas de inmediato para no ser sus víctimas ni caer en sus trampas. Aquí tenemos algunos consejos para identificarlas.

Cómo identificar a las personas sutilmente malas

  • Toman una postura agradable para conquistarnos, buscan deleitarnos con sus actitudes o palabras para conseguir lo que quieren.
  • Les gusta controlar y dañar el autoestima de los demás. Para ello suelen ser muy sutiles, no son agresivos pues no quieren ahuyentarnos sino envenenarnos poco a poco.
  • Cuando se ven atrapados siendo los malos, inventarán lo que sea para quedar como las víctimas y no como los victimarios.

Estas personas han tenido toda su vida para experimentar su juego hasta perfeccionarlo, pues para ser realmente malo hay que ser también inteligente, reflexivo y mal intencionado. Por eso, aunque creas que solo fue un mal entendido, ten por seguro que esta persona que te ha dañado o quiere hacerte daño es completamente consciente de lo que está haciendo, con ellos nada pasa por azar, planifican sus golpes con muy buenas tácticas.

Saber esto es importante porque te ayuda a protegerte y tomar distancia de ser necesario. Si te has topado con un malo disfrazado de bueno, no dudes en quitarle la careta, pues estas personas son expertas en el engaño y haciendo estos les evitarás daños a otros. Todos merecemos tener vidas llenas de paz y armonía y la satisfacción de estas personas está centrada en hacer sentir mal a todos quienes les rodean. No caigas en su juego macabro.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén