Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Consejos, Reflexiones, Superación personal

Opina lo que quieras de mí, eso no cambia quién soy

Vivir para agradar a los demás es desgastante y a la larga encontrarás que no hay nada gratificante en ello. El quedar bien con los demás todo el tiempo es como una droga, es adictivo y puede hacerte sentir satisfecho a corto plazo, pero cuando pase el tiempo notarás que estas acciones complacientes causan graves vacíos en tu identidad y tu razón de ser.

Deja de vivir para cumplir las expectativas de los demás

La gente siempre va a criticar. Muchas personas se complacen mucho en encontrar defectos en los demás porque por dentro son realmente horribles y no quieren tomarse el tiempo para mirarse y ordenar su propia vida.

La gente verdaderamente feliz no critica a los demás, la gente que tiene una vida plena está tan ocupada por construirla que no tiene tiempo para ser tóxico con otro. En cambio, quien es más dañino, odioso, chismoso y criticón, a menudo tiene tiempo y energías de sobra para hacer el mal porque no son personas de éxito en ninguna faceta de su vida. La gente verdaderamente exitosa no se complace del fracaso de los demás.  

Es por eso que a menudo quienes se arman expectativas de ti y te exigen cumplir con ciertos parámetros, no están enfocados en vivir sus propias vidas. Tienen vidas tan aburridas, agotadoras u horribles que prefieren vivir a través de ti. Entonces, no complazcas a estas personas intentando cumplir sus expectativas. Es mejor que los decepciones, así al no tener que enfocarse en ti tal vez comiencen a trabajar en ellos para ser un poquito más felices.

Enfócate en cumplir tus propias expectativas, si fracasas, te fallas a ti, si caes, tú misto te levantas, si triunfas, el éxito nunca serás más dulce.

Respeta las opiniones de los demás, pero no vivas de ellas

Cada quien puede formularse una opinión sobre ti, porque ciertamente no vivimos aislados en una burbuja. A menudo interactúas con personas en casa, en la universidad, en el trabajo, etc. Todas estas personas tienen opiniones formuladas sobre ti, pues naturalmente para nuestro cerebro es más fácil relacionarse con otra persona o recordarla a través de los estereotipos o la conceptualización.

Por ejemplo, puede que muchas personas cuando piensan en ti lo primero que se les viene a la mente es “el sábelo todo”, o “la aburrida”, o “el escandaloso”. El punto es, que no deberías martirizarte por cambiar la percepción que los demás tienen sobre ti.

Ahora bien, si lo que quieres es trabajar la autoconsciencia, los especialistas siempre recomiendan a las personas preguntar a quienes les rodean qué opinan de ellos. Es un ejercicio para escuchar y aprender a percibirse desde otro punto de vista. Es muy saludable hacerlo, pero solo desde el punto de vista de la autoconsciencia.

Si por otro lado tienes este problema de dejarte influenciar mucho por las opiniones de los demás y reprimir quién eres por miedo a desagradar, es mejor que retrocedas en esto. Tienes una sola vida, piénsalo, no la gastes intentando ser quien no eres.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén