Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Amor, Consejos, Psicología, Reflexiones

Nunca le mientas a una mujer sabia

Las mentiras dañan, eso es algo que sabemos desde que somos niños, sin embargo seguimos diciéndolas, ¿Por qué? Es posible que sea un sistema de defensa tan arraigado en nuestras vidas que ya forma parte de nuestro código genético. Es difícil dejar de mentir pero al menos debes cuidar a quien le mientas, pues si te topas con una mujer sabia, las cosas no terminarán muy bien para ti.

La mayoría exige a diario que se les diga la verdad, pero muchas veces estas mismas personas mienten o no saben lidiar con la verdad. Esto solo motiva a una sola cosa y es a seguir mintiendo.

Pero, ¿Qué nos motiva a mentir? La realidad es que lo hacemos desde muy pequeños, en cierta forma se podría decir que la mentira está muy implícita en nuestro código genético, si no nos crees solo piensa en los bebés, que muchas veces lloran desconsoladamente solo para recibir atención. Los padres podrían pensar que algo les pasa, quizás sea hambre, o sueño, quizás le duele algo o se sienten enfermos, pero cuando lo pones en tus brazos resulta que todo ese drama era para conseguir estar en brazos. Posiblemente no consideres esto como una mentira, sino como una exageración ante la necesidad de estar junto a su madre, pero ¿no es la exageración una manera de mentir?

Ahora bien, los niños en su mayoría aprenden a mentir casi de manera instintiva, lo hacen para zafarse de algún conflicto o regaño que terminará en un castigo. Y al llegar a la edad adulta no mejoramos mucho esta actitud, al contrario, la intensificamos más, pues mentimos para un gran número de situaciones que van desde cosas tontas como lo que pudiste o no pudiste comer durante el día a grandes situaciones que pueden desencadenar problemas muy serios.

Luego están aquellos que exigen la verdad porque se sienten personas muy transparentes pero que no pueden lidiar con ella. La verdad les duele, y crean resentimientos, odios y no olvidan. Entonces, solo motivan a que las personas les sigan mintiendo porque no tienen la madurez para enfrentar una mentira. Y claro, en toda esta lista nos encontramos todos los seres humanos que mentimos pero que adoramos que con nosotros sean sinceros, se trata de un asunto de doble moral.

Dicho todo esto, la mejor solución sería dejar de mentir y duélale a quien le duela ser tan transparentes que nos mantengan en un equilibrio muy positivo en nuestra vida. Pero como sabemos que no lo harás, sería prudente que cuidaras a quien le mientes.

Por ejemplo está el caso de las mujeres sabias, recuerda que al día de hoy las mujeres saben completamente cómo funciona la mente masculina, esta es una experiencia que ha venido creciendo de generación en generación. No puedes pretender que las patrañas básicas que eran costumbre en los hombres funcionarán en la mayoría de las mujeres.

Hoy días, las mujeres han evolucionado muchísimos y se han vuelto muy sabias, así que si no deseas decepcionar a ninguna de ellas, quizás sería mejor si te lo pensarás dos veces antes mentirle a cualquiera.

Una mujer sabia sabrá leerte y descubrirte al instante, pero actuará como si no supiera nada para ver hasta dónde eres capaz de llegar y sabrá darle la vuelta a tu mentira para que el golpe te lo lleves tú.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén