Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Reflexiones

Soy fuerte, pero mi alma está agotada

Puede que agotada sea la palabra que he estado buscando desde hace algún tiempo. Pero no es agotamiento físico, sino psicológico y emocional. Simplemente estoy cansada de ser fuerte.

La gente se cansa de comprender, de ser fuerte, de estar para los demás, de ser el pilar. Cualquier mujer moderna sabe lo que es ser una súper mujer para todos. Pero cuando decidimos estar para otros, suprimimos nuestros propios sentimientos, silenciamos cómo nos sentimos y nos olvidamos de nosotros.

Sin embargo, callar nuestra voz interior por mucho tiempo solo nos desgasta por dentro. Escuchamos a todos y estamos para todos, pero la pregunta es ¿quién está para nosotros? Muchas veces nos sentimos ahogados en los problemas de los demás y los propios, sin voz, sin libertad de expresión, solo aguantando.

Muchos contenidos de internet hoy día nos impulsan a ser mujeres alfa, mujeres fuertes y claro que eso es maravilloso. Pero ¿no nos estaremos excediendo? Las mujeres también lloran, son sensibles y renuncian. Nos hemos obsesionado tanto con construir ese prototipo de la mujer fuerte que nos estamos haciendo daño al no poder decir “basta”, al no permitirnos frustrarnos o al no derramar lágrimas.

Sé fuerte, sí, pero siempre que lo necesites llora, reclama, frústrate y renuncia. Eso no te hará menos fuerte, sino que liberará una enorme carga emocional de la que necesitas deshacerte para poder seguir adelante. Si no lo haces, dentro de poco estarás tan agotada que la depresión y la ansiedad serán tu única morada.

Ahora eres tú quien necesita ayuda

He aprendido una cosa, cuando me silencio por demasiado tiempo me desgasto y no puedo estar para nadie. Aunque quiero apoyar a los demás, dar consuelo y consejo, no puedo.

Si estás agotado emocional y psicológicamente, necesitas priorizarte a ti mismo. Eres tú quien necesita ser escuchado, quien necesita tiempo y buenos consejos. Si hay alguien a tu alrededor en quien confías deja el miedo y el orgullo, cuéntale, seguramente estará complacido de que esta vez sea él o ella quien te cure las heridas.

Y si no hay nadie que pueda estar para ti, entonces necesitas tiempo para ti mismo. Necesitas descansar de los problemas de los demás, enfocarte en los tuyos y vivir y expresar una emoción a la vez.

Por favor no te reprimas más, porque caer en depresión o llegar a sufrir ataques consecutivos de ansiedad es un mal tan terrible y difícil de superar que no querrás llegar a ese extremo. La salud emocional y mental es tan importante como la física y el cansancio psicológico es tan dañino como el emocional.

Cada persona tiene la capacidad de superar sus problemas por su propia fuerza, no creas que por dejar de estar por un tiempo para los demás se van a hundir en sus problemas. No eres Dios, tampoco eres imprescindible. Para la única persona que eres imprescindible es para ti mismo, no lo olvides.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén