Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Familia, Psicología, Reflexiones

Abuelita, cuéntame de nuevo, ¿qué sentiste cuando me viste por primera vez?

Convertirse en abuela es una experiencia inolvidable que comienza con una mirada. El nacimiento de un nuevo ser llena el corazón de alegría, esperanza y amor sin importar si es el primero o el octavo, el sentimiento es siempre el mismo.

El amor que ofrecen los abuelos a estas nuevas y pequeñas personas es totalmente incondicional, es por ello que siempre sienten el deseo de cuidarlos, mimarlos y estar siempre a su alrededor. En la actualidad, la dinámica familiar ha cambiado, pues los abuelos ya no se guían por viejos estándares y viven sus propias aventuras sin importar la edad, pero esto no significa que dejarán de lado a sus apreciados nietos.

Es posible que durante el nacimiento del primer nieto los abuelos sientan una mezcla de emociones, pueden sentir alegría por la llegada de un nuevo miembro de la familia y también miedo por pensar que quizás son demasiado viejos para vivir sus propias vidas y además dedicarle suficiente tiempo a este ser que tanto aman. Pero no es así, nunca es tarde para tomar el control de tu vida y amar a los tuyos en el proceso.

Ante un ser humano tan pequeño y frágil que acaba de llegar al mundo los abuelos sienten una gratitud extrema. Agradecen a la madre y al padre por darle vida a un niño sano, y por la renovación que tendrá lugar en la vida de todos los que forman parte de la familia.

Los abuelos con más experiencia esperan un tiempo prudencial para que la madre, el padre y el hijo puedan acostumbrarse a la nueva rutina y entenderse, siempre con tanto amor, paciencia y respeto. Por lo tanto, dan la privacidad que necesitan, pero siempre están cerca para ayudar con lo que sea necesario.

Sin embargo, es importante que los abuelos tengan en cuenta que su papel no es criar a sus nietos, sus esfuerzos deben estar orientados a ofrecer apoyo emocional, consejos y amor. Los padres de la nueva criatura serán los encargados de guiar sus pasos en todo momento. Según un artículo de Psychology Today titulado Learning to Be a Grandmother (Aprender a ser abuela), la relación madre-hija mejora con la llegada de un niño a la familia, especialmente porque la abuela asume un nuevo papel como “madre-amiga”, que aporta un nuevo sentido de la vida a ambos.

La abuela siempre será un ejemplo a seguir, ella es esa persona que cree en nosotros, nos ama incondicionalmente, nos cuida, inspira, guía y educa bajo su amor y comprensión. Ella es un pilar fundamental para nuestro presente y futuro. Es importante reconocer la importancia de los abuelos en la familia,  no olvides valorar y agradecer su presencia con todo el amor y paciencia del mundo. Pues ellos necesitan de nosotros y nosotros de ellos. 

Los abuelos son muy importantes no sólo para los nietos, sino para toda la familia, y necesitan ser valorados y reconocidos más, con estas presencias siempre activas e importantes en nuestras vidas.

En la sección de comentarios puedes contarnos qué opinas de ser abuela y también compartir el artículo dando clic en las redes sociales. 

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén