Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Amor, Reflexiones

No busques, permite que te encuentren

El amor no se persigue, se encuentra. No hay nada más agotador que ir detrás de alguien propiciando amor (a veces no correspondido). Y contrariamente, encontrar el amor mientras seguimos nuestros propios caminos es de bienaventurados.

No existe la falta de tiempo, existe la falta de interés. El mismo esfuerzo que haces por buscar a una persona, puede ser correspondido. Si siempre eres el que llama, el que busca y el que se disculpa, solo estás persiguiendo un amor que no te corresponde.

El amor bonito, sano y estable es el que te encuentra, y no porque esa persona te buscara, sino porque sus caminos se cruzaron en el momento preciso. El cariño no se mendiga, cuando lo haces, lo único que logras es prolongar tu sufrimiento emocional. Alguien que no te ama hoy, no “aprenderá a quererte” mañana, porque el amor no se aprende, se vive.

Muchas veces sucede que prolongamos una relación con alguien que no nos ama, pensando que el tiempo y nuestro interés lo convencerán de amarnos. Sí, es un cliché de telenovela, pero pasa más de lo que crees, y es que como seres humanos tenemos la tendencia a auto convencernos de lo que deseamos profundamente pero que no se corresponde con la realidad. Pero por amor propio, es momento de ver la realidad, y dejar de perseguir un amor no correspondido.

No mendigues amor, quédate con quien te ama sinceramente

No te quedes con quien piensas que llegará a amarte, o con quien quieres creer que te ama. El amor se demuestra con hechos, no con palabras. Y no con hechos escandalosos, no, sino con los pequeños detalles. Un mensaje, un favor, un abrazo, una acción que refleja consideración, etc. son actos que encienden los detectores de amor. No es tan difícil saber que una persona te ama.

Y por otro lado, recuerda siempre que es mejor solo que mal acompañado. Hay personas que no resisten la soledad porque tienen miedo de conocerse a sí mismos. Y es que la soledad es la mejor aliada para reflexionar y mejorarnos como personas. Por tanto, es mejor dejar de perseguir, dejar de orbitar la vida de otras personas y centrarnos en nosotros mismos, dejando que el amor nos encuentre.

Cuando el amor te encuentra, vas con la corriente, no tienes que luchar, no te agotas intentando amar, todo fluye y nada se destruye. ¿Has vivido un amor así? Si no te ha pasado, tal vez has estado persiguiendo, orbitando la vida de otros, dando atención e importancia sin recibir nada a cambio. Pero es momento de seguir adelante y tomar un nuevo aire y seguir tu camino.

Deja que en tu camino el amor te encuentre. Solo así experimentarás la dicha que hay en amar y ser amado. No perderás tu tiempo ni robarás el espacio de nadie. ¡Buena suerte!

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén