Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Familia, Reflexiones

Abuelos, los segundos padres

Tener abuelitos es algo maravillo, estos seres protectores y muy amorosos con facilidad se pueden convertir en los segundos padres de un pequeño, seguramente has escuchado eso de “No moleste al niñ@”. Y es que un abuelo puede ser un gran ángel guardián. Pero las abuelas no se quedan atrás, siempre atentas a todo lo que se necesite, atentas a cada detalle y siempre buscando de consentir con caricias, dulces y muchos besos, sin mencionar en que son las guías indispensables de cualquier madre primeriza. Para muchas familias es una fortuna compartir la crianza con los abuelos y los niños resultan muy beneficiados.

El abuelo es el principal protector

Todas las niñas aprenden muy rápido que su abuelito las va a proteger de cualquier situación, así que no te extrañe cuanto tu pequeña le cuente a su abuelo que ha recibido un regaño de tu parte, incluso tú podrías salir con una reprimenda y es que ningún abuelo puede resistirse a unos ojos llorosos y una boquita temblorosa.

Sabemos que estos comportamientos no deben permitirse y tu autoridad no debe ser disminuida, tampoco es bueno incentivar la manipulación en los pequeños, pero estamos seguros que, si te ha pasado en alguna ocasión seguro sonreíste al ver la complicidad abuelo-nieta. El lado positivo es que, a su modo, tu niña está aprendiendo a defenderse y sabe que su abuelo es alguien de confianza.

¿Por qué las niñas aman tanto a los abuelos? Ellos se saben las mejores historias, relatos de aventuras, canciones y juegos, miman, las suben a sus piernas y dan muchos besos y dulces. ¡Qué más pueden pedir! Además, los abuelos son los mejores compañeros de juego, siempre están dispuestos a todo: cantar, bailar, leer, hacer dibujos, les gustan los juegos de mesas y muchas cosas más. ¡Todas las niñas disfrutan maquillando a sus abuelos!

Si algo le sobra a un abuelo son las ganas de estar con su pequeña nieta, dedicarle muchos mimos y verla feliz todos los días.

La abuela es el mejor consuelo

¿Quién no ha sentido el amor de madre más cálido en los brazos de su abuela? Todas las tristezas se borran con ella, los dolores desaparecen por arte de magia y siempre tiene palabras dulces para desaparecer las lágrimas. Para un niño no hay dicha más grande que estar al cuidado de la abuela amorosa, sentirse protegido y apoyado por esa persona incondicional, una segunda madre. Los niños sienten un apego especial con la abuelita y muchas veces le llaman “mami” o “abuela mami”.

Una abuela hace las comidas más deliciosas, los biberones más sabrosos y las camas más, para los niños es la protectora perfecta, la que más los consiente. Para las abuelas todos los pequeños son sus “tesoros” y sus “príncipes”.

Como padres sabemos que los abuelos son nuestra inspiración, nos ayudan a tener mucha más paciencia y tolerancia. Ellos nos ayudan a realizar una mejor crianza, son un preciado regalo. Permite que tus hijos disfruten al máximo con sus abuelos y tú permite que te guían y te ayuden.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén