Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Familia

¿Y si Enseñemos a las niñas a ser valientes y no perfectas?

La crianza actual está llena de excesos: demasiadas tareas, demasiada información, demasiadas exigencias. A veces nuestras niñas tienen más compromisos que nosotros mismos como adultos y en todos queremos que sean perfectas. Pero ¿y si más bien promovemos la valentía, la audacia y la espontaneidad en nuestras niñas?

Cómo criar a niñas valientes

Comencemos por decir que tantas exigencias y tareas solo promueven la inseguridad en tu niña. Ella necesita tiempo para jugar, esparcirse y recrearse. La valentía está ligada a la espontaneidad.  Significa que debes permitirle a tu hija ser una niña en toda su expresión: déjale jugar, comer, ver televisión, etc.

La sobreprotección asfixia la espontaneidad en los niños y crea grandes inseguridades que, llegada la mayoría de edad, salen todas a flotes. Y entonces, nos encontramos con jóvenes con depresión, ansiedad, miedos y más gracias a padres que no les enseñaron a vivir espontáneamente.

Hay padres que quieren restringir desde la dieta hasta las amistades de sus hijos. Preocuparse y cuidar de las pequeñas es normal, pero de ahí a no permitirles experimentar la preciosa espontaneidad de querer algo y lograrlo u obtenerlo, hay una línea definida que muchos padres han cruzado.

Deja que tu niña tenga tiempo libre y que lo ocupe como le plazca. Muchos padres, cuando eran niños querían ser músicos, bailarines, matemáticos y atletas al mismo tiempo, y ahora que tienen hijos quieren que estos sean excelentes en todas estas tareas, viven a través de sus hijos. Pero tu hija debe tener la libertad de decidir qué quiere hacer, qué quiere comer o a dónde quiere ir, no todo el tiempo porque tampoco queremos tener niñas caprichosas, pero si se lo permites en la medida justa aprenderá a ser más valiente.

La toma de decisiones hace más valientes a las personas de todas las edades. Deja que tu niña se equivoque, permítele no ser perfecta. Porque corregir sus propios errores y andar nuevos caminos para lograr resultados diferentes, sin duda la harán más valiente.

No te proyectes más sobre tu hija y déjale ser feliz

Cuando los padres reciben la noticia de que tendrán una niña, muchos simplemente sueñan con tener una muñequita perfecta. Desean que sea de tal o cual manera y quieren desde los deseos más puros darle todo lo que nunca tuvieron a la “princesa”. Pero tu hija no es una muñeca ni una princesa, es un ser humano que como todos viene a este mundo a aprender lecciones, algunas demasiado duras; debes prepararla para eso.

Tu niña no dejará de ser coqueta, brillante y encantadora, pero las lecciones más valiosas que atesorará de ti son las que la impulsan a ser más fuertes. No toda la vida serán niñas y necesitan saber decidir por sí mismas, ser independientes, confiadas y definitivamente valientes.

Este mundo es un lugar cada vez más difícil, y necesitas enseñarle a tu pequeña empatía, valentía, coraje, determinación, etc. Permítele ser amable y gentil, pero también asegúrate que sepa decir no y que tome decisiones que no estén basadas en ti o en otros.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén