Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Psicología, Reflexiones, Salud mental

Conoce los 5 tipos de vampiros emocionales que afectan tu felicidad

Existen dos clases de relaciones, las que nos hacen sentir bien porque son saludables y las que nos perjudican por estar llenas de quejas, envidia, mentiras y peleas. Estas últimas atentan directamente contra nuestro bienestar emocional, pues cuando estamos en contacto con personas tóxicas nuestra energía positiva es sustituida por estrés, tristeza, miedo y ansiedad.

A este tipo de personas se les llaman vampiros emocionales, parásitos o depredadores que están siempre en la búsqueda de una víctima para mantenerse energéticamente activos a costa de las emociones de los demás.

En el siguiente artículo te describimos 5 tipos de vampiros emocionales, nuestro objetivo es que seas capaz de identificarlos, pues es posible que en este momento alguien cercano esté afectándote emocionalmente y no te hayas dado cuenta.

1 Personas pasivas-agresivas

Las personas pasivas- agresivas son expertas en enmascarar la rabia con una sonrisa, también pueden mostrar excesiva preocupación a través de una falsa calma. Su capacidad de maquillar la hostilidad es causa de desesperación para otros.

Para no caer en su juego, lo correcto es mantener firmes nuestros valores y convicciones. No permitas que manipulen la situación y la coloquen a su favor.

2 Los narcisistas  

El mundo gira alrededor de ellos, sus necesidades son las únicas que importan. Son pretenciosos, egocéntricos, vanidosos y todo el tiempo necesitan ser el centro de atención. De hecho, aseguran ser motivo de ejemplo gracias a su intachable comportamiento y su vida perfecta, con esta convicción se autodenominan líderes intelectuales en todos los aspectos.

Este tipo de vampiros no cambiará fácilmente esta forma de pensar, pues necesitan ser admirados y esta condición los hace poco empáticos, la mejor autodefensa contra su actitud es no tomarte nada personalmente, disfrutando de sus habilidades, pero sin expectativas. 

3 Los furiosos

Les encanta crear conflicto, criticar, atacar, castigar y humillar a los demás. La ira es su principal estado y se alimentan energéticamente de la rabia ajena.

Cuando te encuentres con uno de estos vampiros, protege tu autoestima contra su furia. Respira y céntrate en no sucumbir ante sus ataques, pues si caes en su terreno, esa persona estará logrando exactamente lo que quiere, tu tranquilidad es tu mejor arma para desarmarlos.

4 Los mártires

Son los más comunes y su objetivo es hacer sentir mal a los demás a través del drama. Su estrategia es quebrar la seguridad del otro con la posición de víctima. Supera este tipo de personas alejándote de ellas y aceptando que todos cometemos errores, no le cedas tu energía y aprende de cada lección que te da la vida.

Otra técnica efectiva contra los  vampiros mártires es responderles con una declaración positiva al estilo: Comprendo tu perspectiva, pero te agradecería que no continúes diciendo que hiero tus sentimientos.  

5 Las personas celosas y chismosas

No confíes en las personas que hablan mal de los demás a sus espaldas. Son capaces de dañar a alguien difundiendo rumores maliciosos que nacen de su envidia. 

Tomar en cuenta los comentarios de estos individuos es una pérdida innecesaria de tiempo y energía, la actitud correcta es ignorarlos completamente y no compartir ningún comentario sobre otras personas con ellos. También es importante dejarles saber que lo que están haciendo perjudica a otros y a ellos mismos, puedes decirles: “Tus comentarios son hirientes. ¿Cómo te sentirías si dijesen eso de ti? Por favor, deja de hablar sobre mí”.

Es válido que desarrolles tus propios mecanismos para defenderte de las personas que te causan dolor emocional, pero lo más sano es tomar distancia. ¿Has detectado algunos de estos vampiros emocionales en tu círculo?, cuéntanos escribiendo en la sección de comentarios y comparte este artículo con tus amigos.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén