Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Psicología, Reflexiones, Salud mental

A todos nos gusta escuchar un “¿Cómo estás?”

Muchas veces nos sentimos tristes y al recibir una sonrisa acompañada de un “¿Cómo estás?” cambia nuestro estado de ánimo. Estas dos palabras pueden ser mágicas y reconfortarnos en unos pocos segundos.   

Esto se debe a que el ser humano ha desarrollado una inteligencia social que promueve el cuidado, la atención y la protección hacia sus semejantes. Por ejemplo: existen una gran cantidad de pruebas arqueológicas y etnográficas que demuestran el cuidado que los neandertales daban a sus ancianos, además los honraban en vida y también al momento de su muerte.

El comportamiento instintivo y natural de la humanidad está orientado a servir de apoyo como método de supervivencia, además esta conducta influye positivamente en el bienestar físico y psicológico de las personas.  Esta es la razón por la cual la frase ¿cómo estás?, enunciada de forma sincera, verbal o escrita tiene el poder de transmitir en dos palabras: estoy aquí para ayudarte, estoy aquí para ti y no voy a pedirte nada a cambio.

La ciencia y el altruismo

El antropólogo David Graeber es muy famoso por ser un activista social de mucha influencia. Dentro de sus teorías asegura que el sistema económico destruye poderosamente nuestro altruismo primigenio, es decir, el dinero  es un factor perjudicial en la unión esencial entre los grupos humanos con la que podemos preservar nuestra supervivencia, nuestro bienestar y la armonía.

Para justificar esta teoría,  Graeber hace referencia a los Inuit de Groenlandia quienes expresan su preocupación de la siguiente forma:

en nuestro país somos humanos y nos preocupamos los unos por los otros. Si alguien necesita unos zapatos, solo tiene que pedirlos. Si un cazador no ha tenido un buen día, sus vecinos compartirán con él parte de su comida.

¿Cómo estás?: una pregunta terapéutica, que va más allá de los formalismos

Cuando vamos a iniciar una conversación lo más frecuente es decir  ¿cómo estás?, ¿qué tal todo?, de hecho lo expresamos de forma automática sin siquiera ser consciente de lo que significa y mucho menos de la respuesta, pues solo estamos siendo educados o formales.   

Pero la actualidad necesita más consciencia y sinceridad. Hacemos un mundo mejor si realmente expresamos lo que sentimos y escuchamos atentamente los sentimientos de los demás.

Sólo quien sabe cuidar lo ajeno puede poseer lo propio».

George Gurdjieff

Es necesario poner en práctica la compasión, la humildad, el apoyo, el respeto, el interés y la atención. No esperemos a que un suceso nos lleve a necesitar esa conversación terapéutica para desahogarnos, aléjate de los formalismos y acércate más a los seres que amas prestándole atención a todo lo que tienen para decirte, de esta forma estarás agradeciéndole su amor y fortaleciendo el vínculo que los une.

Ten consideración, reconoce y práctica la reciprocidad. Expresa el “cómo está” a diario, pero preocupándote realmente por el bienestar de las personas a quien se lo preguntas.

El principio más profundo del carácter humano es el anhelo de ser apreciado, reconocido y valorado

William James

Déjanos tu comentario en la parte inferior y comparte este artículo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén