Las mejores Reflexiones para la vida

Salud mental

5 Maneras de hacernos daño sin darnos cuenta

¿Te cuidas a ti mismo? Conscientemente podrías responder que sí, pero sucede que a veces nos hacemos mucho daño sin darnos cuenta. Por eso, es importante detenerse a pensar a profundidad si realmente nos estamos cuidando. Si quieres hacer este ejercicio, te invitamos a leer algunas de hacerte daño a ti mismo sin darte cuenta.

5 Maneras de hacernos daño sin darnos cuenta

Te haces daño a ti mismo si…

Dices “sí” cuando en realidad quieres decir “no”

Cuando le das menos importancia a tus propias necesidades para complacer a los demás, te haces daño emocional. No te expresas ni vives como realmente quieres y aunque en el momento creas que complacer a otro es mejor, a la larga te reprimes tanto que ya no sabes cómo retroceder ni cómo ser tú. Te vuelves esclavo de tus propias palabras, pues aceptas lo que no quieres. El “no” es liberador y nunca es demasiado tarde para aprender a usarlo.

Te dejas llevar por las opiniones de los demás

Es importante escuchar lo que tienen para decir tus seres queridos porque te dan criterio y una perspectiva a veces diferente de las situaciones. Pero esto no significa que siempre tengan la razón. Si te impones a ti mismo las opiniones de los demás, nunca tendrás la libertad de conocerte a ti mismo, de equivocarte bajo tus propios términos y de construir tu propio camino. En definitiva, estarás viviendo tu vida desde una perspectiva ajena.

Recuerda que el voto de decisión más importante y decisivo para dirigir tu vida lo tienes tú, si siempre votas nulo y dejas que otros decidan, solo serás un espectador de tu propia vida.

Te exiges ser perfecto

Las imperfecciones nos definen como seres humanos y hay una gracia maravillosa en ellas, pues nos inspiran a ser mejores cada vez. Pero nuestro objetivo en la vida no puede ser la perfección, pues es irreal y solo nos conducirá a un estado de frustración tremendo. En ser perfecto, gastarás demasiadas energías y alejarás a muchas personas valiosas, mejor esmérate en ser tú mismo, con tus errores y virtudes.

No te complaces

A veces necesitas ceder a tus propios caprichos, salirte de tus propias perspectivas y complacerte. Si ni siquiera una de las veces en las que tienes un capricho buscas complacerlo, entonces de alguna manera te estás haciendo daño y eres más infeliz por eso. No todo el tiempo debemos ceder a nuestros deseos, pero tampoco podemos actuar como dictadores con nosotros mismos, diciéndonos qué hacer o qué desear y apagando nuestros propios deseos.

No vives el presente

La mente es viajera por naturaleza, explora el pasado e imagina el futuro. Pero aprende a vivir un día a la vez, pues la ansiedad por el futuro o el apego al pasado hacen mucho daño a quienes los padecen. Todo tiene su tiempo, y tu tiempo para vivir es hoy.

Para cuidar de ti mismo, no te exijas demasiado, prémiate por cada logro conseguido, descansa, di no siempre que lo necesites y vive un día a la vez.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén