Las mejores Reflexiones para la vida

Reflexiones

Los príncipes eligen la escuela pública para educar a sus hijos y enseñarles humildad desde el principio

La siguiente no es una crítica hacia las personas que deciden educar a sus hijos en colegios privados, pues cada quien puede decidir la forma que considera más beneficiosa para la educación a sus hijos. Es más bien un señalamiento contra el prejuicio que tenemos hacia las escuelas públicas.

Los prejuicios hacia las escuelas públicas no son del todo infundados, pues ciertamente muchos países no invierten en su educación pública y el resultado es una educación muy pobre (en sentido de calidad). Pero el lado positivo que tienen estas instituciones es que nos permiten poner a nuestros hijos en contacto con una realidad con muchos matices, lo que les aporta mayor madurez.

La realeza está empezando a conocer las escuelas públicas

La realeza en distintos países se encuentra muy disociada de la realidad. La Princesa Diana durante los 80 y 90 intentó difuminar esas líneas que dividían a la familia real de las realidades sociales más lamentables, visitando a los necesitados, dándole la mano a personas con VIH / Sida, lo que para entonces era un tabú terrible, y mucho más.

Ahora miembros de familias reales están considerando inscribir a sus herederos en escuelas públicas para combatir los prejuicios contra estas instituciones y al mismo tiempo hacer que sus hijos sean más humildes, sensatos y con una visión más clara de la realidad.

Entre algunos ejemplos de realeza que han optado por la educación pública para sus hijos son la pareja danesa Federico y Mary, el rey William y su esposa Maximus de los Países Bajos, y la familia real noruega, que colocará a la heredera Ingrid Alexandra en una escuela pública de Oslo.

Una mejor formación

¿De dónde viene esta revolucionaria decisión de la realeza de inclinarse por la educación pública? La educación también es un aprendizaje social, lo que significa que no se educa bien a un niño si se le aísla de las realidades sociales. Lo que quiere lograr la monarquía es formar una nueva generación más competente, consciente, actualizada y sobre todo humilde.

Los miembros de la realeza básicamente aprenden diplomacia desde que tienen uso de razón, y esta decisión de ir a las escuelas públicas se sustenta en una nueva forma de hacer diplomacia. La formación social es mucho más amplia y los herederos aprenden a ser personas más desenvueltas en todo contexto y menos tímidas.

Sin embargo, este pensamiento “moderno” no afecta a todas las familias reales, algunos insisten en mantener un estilo clásico de educación. Un buen ejemplo es la monarquía de Mónaco, que optó por inscribir a los niños en una institución que sigue la filosofía Montessoriana (que dicta que los niños pueden elegir los temas que más les interesan y mejorarlos). Victoria y Daniel de la realeza sueca también optaron por este estilo de educación.

Lo cierto es que la educación pública permite a los niños realestener una relación social más plena y también más contacto con lo que realmente disfrutan. Tal vez tus hijos también necesiten esta oportunidad de aprender acerca de la humildad, solo piénsalo.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén