Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Consejos, Familia

Cortar lazos con algunos miembros de la familia es a veces lo más saludable que puedes hacer por ti mismo

La familia es lo más importante que tenemos. Nuestro vínculo con cada uno de los miembros es especial y es importante cuidarlo. En nuestra familia podemos apoyarnos, es nuestro motor para avanzar, son quienes nos dan la fuerza o el ánimo que necesitamos ante la adversidad. Pero, ¿Qué ocurre cuando es la familia la que te absorbe tus energías y te hace daño?

Siempre se ha dicho que la familia son los amigos obligados. Tu no los escoges, realmente cuando naces lo haces en el seno de una familia que para bien o para mal te acompañará el resto de tu vida. Sin embargo, esto no tiene por qué ser tan así. Pues si bien tú no elegiste en qué familia nacer, al crecer si puedes elegir si te quedas con ellos o no. Suena bastante feo realmente, y dejamos claro que no pretendemos incentivarte para que dejes tu hogar, pero si es de sabios apartarse de ese ambiente hostil que nos está haciendo daño.

Seguramente habrás escuchado en las noticias de padres, tíos, primos e incluso abuelos que han abusado sexualmente de algunos miembros de la familia, en su mayoría niños. Pero también habrás escuchado de padres que han matado a sus hijos, o un hermano que mata al otro. También existen casos no tan abominables como, delincuentes, drogadictos, alcohólicos o charlatanes dentro de un hogar. Pues bien, estas no son personas con la que definitivamente queramos pasar nuestra vida.

¿Qué hacer ante esto? Muchas veces para evitar que la familia sufra, callamos lo que nos pasa, quizás por miedo al qué dirán o a que hayan enfrentamientos. Por eso, lo mejor es simplemente alejarse.

Claro que no tienes que esperar tener a un familiar drogadicto, asesino, alcohólico o violador para hacerlo. Existen muchas formas en la que un familiar puede ser una figura tóxica para ti. Hay quienes son mentirosos patológicos que siempre están inventándose historias que muchas veces te pueden afectar directa o indirectamente. También, están los hogares conflictivos. Es decir, lugares donde en donde lo único que reina son las peleas, las discusiones y el conflicto. Y claro, finalmente están esas personas que nos llenan la cabeza con cosa que nos bajan el ánimo, es decir, personas que nos dañan psicológicamente.

Si estás pasando por algo así solo aléjate. Ya basta de seguir cargando con esta vida que definitivamente no es para ti. Pero tampoco tomes decisiones en donde puedas salir perjudicado o dañado de cualquier sentido. Tampoco tienes que dañar a nadie más, lo único que debes buscar es tu independencia y aprender de todo esos errores para no cometerlos cuando seas tú quien construya tu propia familia.

 Al principio puede parecer una decisión difícil, y seguramente lo será, pero es importante que entiendas que no estás obligado a quedarte con personas que no te están valorando y que están trancando tu derecho a crecer y a alcanzar tu propósito en la vida. Aunque duela, aléjate de todo aquel que consideres tóxico para ti.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén