Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Consejos, Familia

No complazcas a los desagradecidos, ni sirvas a los holgazanes

¿Nunca has pensado que muy probablemente has pasado tu vida haciendo lo correcto con las personas equivocadas? Y no nos mal entiendas, hacer lo correcto siempre es bueno, pero muchas veces, las personas no son lo suficientemente agradecidas con lo que hacemos por ellas. Es por eso que quizás sea hora de dejar a un lado a los desagradecidos y enfocar nuestras energías con aquellos que nos aportan algo positivo en nuestras vidas.

¡Basta de servirle a los holgazanes y desagradecidos!

La pereza existe, y es considerada por la iglesia católica como uno de los siete pecados capitales, por tanto, debe ser un asunto muy serio. Si lees esto es porque no perteneces a ese grupo de personas por lo que no podrás entender a ciencia cierta lo que mueve sus vidas. Los perezosos por lo general son vagos para todo. Desordenados, impuntuales, desentendidos, pero entre tantas cosas, muchas veces se quieren pasar de listos con los demás. ¿Cómo? Simple, haciendo que los demás hagan el trabajo sucio por ellos.

Ayudarles no es para nada bueno, o al menos no les hace nada bien a ellos, al contrario, solo los mal acostumbramos a que siempre que tengan algo importante que hacer, solo cedan esta tarea a alguien más y asunto resulto. En pocas palabras, agravamos su situación.

Pero, ¿cómo nos recompensan estás personas? Generalmente mal. Por alguna razón, en lugar de apreciarnos más, se portan más desagradecidos e incluso se enojan si decimos que no podemos ayudarles en un momento determinado. Sin embargo, no podemos parar y seguimos sirviéndoles, ¿Por qué? Porque es algo que nos nace, somos así, nos gusta ayudar, somos personas activas, amables, amigables, nos gusta tenderle la mano al débil, pero hacemos todo esto sin pensar que quizás somos nosotros quienes actuamos como los débiles.

Y es que los desagradecidos y los vagos (que casi siempre son lo mismo) tienen una capacidad muy fuerte para manipularnos y hacernos sentir culpables por no ayudarles. Esto no es algo que fortalezca nuestro carácter en ningún sentido. Es posible que incluso esa persona a la que llamamos “mejor amigo” o “mejor amiga” solo nos esté utilizando para su propio beneficio. Y aunque es cierto que todos en este mundo nos movemos por algún tipo de interés, estas personas pudieran estarse pasando de la raya.

¿Qué hacer?

Nuestro consejo para ti, es que si estás leyendo esto es porque muy posiblemente has detallado a un par de personas cercanas a ti que se están comportando contigo de una manera que no es la indicada. Por tanto, es tiempo de que comiences a evaluar más de cerca tu relación con esa  o esas personas.

Si determinas que estas personas se están aprovechando de ti, comienza a alejarlas de tu vida. Sí, sabemos que puede ser una decisión muy extrema, pero esta clase de personas son de las que reaccionan muy mal si te sinceras con ellas y les cuentas lo que te está pasando. Por tanto, aconsejarte de que los confrontes solo te dejará un mal sabor de boca.

En su lugar, busca mantener lejos a esos vagos y malagradecidos que no tienen ningún otro interés que seguir desgastándote y aprovecharse de ti.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén