Reflexiones

Las mejores Reflexiones para la vida

Consejos, Psicología, Salud mental

6 Señales de qué estás tratando con una persona de corazón malicioso

Los humanos que podemos cometer errores en diversos momentos de nuestra vida. Estos errores pueden ser consientes o inconscientes, incluso ambos, pero no dejarán de suceder y desde luego afectarnos y afectar a las demás personas. Sin embargo, en ocasiones algunos sobrepasan estas barreras y se convierten en personas malas. Y en el siguiente post te diremos cómo reconocer a estas personas.  

Señales de qué estás tratando con una persona de corazón malicioso

Existen personas que definitivamente son malas, saber esto deprime, pues se nos hace difícil entender las motivaciones que pudieran tener para hace el mal. Sabemos que algunas han pasado por una niñez traumática, conflictiva, con mucha desorientación, pero con el paso del tiempo cuando crecen tampoco buscan ayuda o siquiera razonar sus acciones. Solo viven con un gran resentimiento contra el mundo y optan por hacerle mal a quien sea que se tope con ellos.

Lo irónico del asunto, es que no buscan solo ser malos con quienes le hicieron daño, sino que el daño es para quien sea. Afortunadamente, existen formas para saber o determinar cuando una persona es malvada o va a intentar serlo con nosotros, así que presta atención pues te diremos cuáles son estas señales.

Distorsionan todo lo que dices

Una manera de darte cuenta si alguien es malvado es a la hora de contar una anécdota, estás personas siempre exagerarán las cosas, le cambiarán el sentido a tus palabras y te meterán en problemas, o por lo menos buscarán librarse de cualquier situación agarrándose de la más mínima palabra que digas. Ellos siempre verán esto como una manera de tener ventaja ante una situación, ese pensamiento es el que los hace egoísta y malvados, pues les da igual las consecuencias que eso traiga.

Mienten a todos

Es verdad que todos mentimos, pero las personas malas no tienen límites. Mienten en todo y para todo, incluso en detalles simples que uno pensaría que no existe razón para mentir. Su vida está llena de patrañas, crean una vida que no existe y a pesar de que saben que estas mentiras afectan a otros, siguen diciéndolas.

No reconocen sus propios errores

No esperes que una persona mala reconozca que se ha equivocado. Estas personas son irresponsables consigo mismas, cometen muchas imprudencias y se llevan por delante a todos lo que se les atraviese, nunca piden perdón, jamás reconocen que han fallado, y en su lugar te harán sentir como que el de la culpa fuiste tú.

Jamás se sienten culpables

Pues bien, si los malos mienten, pasan por encima de quien sea y no reconocen cuando se equivocan, ¿Cómo podrían al menos sentir algo de culpa? Simple, no la tienen, esa sensación que nos permite redargüir de nuestras equivocaciones, ellos no la padecen, así que si en algún momento caen en cuenta que fallaron, seguirán con sus vidas tranquilamente y lo olvidarán, pues no saben sentirse culpables por sus malas acciones.

Retienen información intencionalmente

Como la idea de estas personas es hacer que te sientas mal, miserable o triste, si tienen alguna noticia buena para ti, si saben algo que de alguna manera te va a restar preocupación o que te hará sentir mejor, estas personas lo omitirán.

No aceptan la realidad

Aquí esto significa que solo aceptan lo que les conviene. Si algo va en contra de lo que creen, de lo que hablan o de lo que sienten, nunca lo aceptarán, lo negarán y pasaran por encima de quien intente hacerles cambiar de idea.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén