Reflexiones

Los mejores consejos para la vida

Familia, Mujer

Cuando tienes una madre fuerte, te conviertes en una persona fuerte

Nuestras madres son uno de los seres más importantes de nuestras vidas. Por no decir el más importante. Se trata de una mujer que lo ha entregado todo para sacarte adelante, para ver por ti, para garantizarte el alimento, la educación y todo lo que sea necesario para encaminarte hacia el éxito. Nuestras madres son capaces de dar incluso sus vidas con tal de vernos crecer feliz, y luchan contra todas las adversidades para velar porque nada nos falte. Todo eso las convierte en nuestra mayor heroína, una persona con fuerza extrema, una fuerza que puede heredarse o traspasarse.

Madres fuertes, hijos fuertes

Una madre fuerte transmite a sus hijos seguridad. Las madres suelen protegernos en todo momento, y al mismo tiempo, nos enseñan valores y nos dan muchos consejos para que evitemos caer en donde ella ha caído.

Una madre te enseña a tener precaución y a luchar por lo que quieres en la vida. Y mientras las oímos, cumplimos la parte que nos toca como hijos pero bajo sus cuidados y protección.

Claro que esto puede resultar en un arma de doble filo sino se hace correctamente. Es decir, una madre puede protegernos o sobre protegernos. Si te sobreprotege, pierdes la capacidad por ti mismo de enfrentarte a ciertas cosas de la vida que se suponen, van a prepararte para cosas mayores en el futuro. En lugar de fortalecerte, estas cosas solo te debilitan haciéndote más inseguro y dependiente.

Un modelo a seguir

Pero cuando te protegen, te enseñan las herramientas necesarias para luchar, para salir adelante. Eso nos lleva a ver a nuestra madre como un gran modelo a seguir, alguien que solo busca darnos lo mejor y mantenernos listo para cuando tuviésemos que volar por nuestra cuenta. Y eso es lo que precisamente busca ser una madre para nosotros “un ejemplo”.

En el camino, nuestra madre se enfrenta a muchas adversidades. De hecho, todo es más duro si se trata de una mujer soltera. Si tu madre es una persona que ha tenido que lidiar sola con todo, a la larga esto te llenará de mucho orgullo si llegas a darte cuenta de todos los sacrificios que tuvo que hacer por ti.

Nuestras madres, luchan durante años para no renunciar con su compromiso de criarnos y darnos una vida que quizás ella no pudo tener. Una madre fuerte, puede llenarte de mucho amor, se dedicará a ti sin vacilación, tú serás su motor de vida, por lo que si tu fallas, ella sentirá que se ha fallado así misma.

Por tanto, es importante que valores cada una de sus enseñanzas y que siempre que te veas en el espejo y notes el reflejo de alguien que se ha superado como persona en la vida, recuerda que mucha de esa fuerza con la que has conquistado metas, se lo has debido a tu mamá. Cada vez que veas a tu madre como una mujer resistente y fuerte, valórate más, pues ella tiene la fuerza que tiene por ti y para ti, y no esperará nada más que poder mirarte  y sentir que tu heredaste su fuerza.

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén